El dilema de ya no ser la `oposición´

DESTRIPACUENTOS

Por Antonio Callejo

www.callejotv.com / www.revistavortice.com.mx / www.multiversidadqroo.com

El de Solidaridad, un gobierno que se opone a sí mismo; Si Laura Beristain no logra hacer acuerdos, será entretenido, pero fatal para los ciudadanos 

La propuesta de la presidenta municipal, de modificar el nombre del municipio, podría hallar un punto intermedio para no borrar al Benemérito de las Américas

 

Cancún, Quintana Roo (01 de octubre).- Los ciudadanos de Solidaridad van a salir perdiendo, gane quien gane en la profunda crisis de confrontación interna del nuevo gobierno municipal.

No lo pueden evitar. Está en su `ADN´.

Han pasado tanto tiempo en la oposición, sin tener la experiencia de ser gobierno, que no alcanzan a ver la grave responsabilidad que tienen frente a sí.

Y se comportan como si siguieran siendo esos políticos callejeros que protestan por todo.

Laura Beristain llegó al encargo, nadie lo duda, a fuerza de una batalla de más de diez años en los que ha militado desde partidos distintos al gobierno. Se ha construido como política en el fragor de numerosas batallas.

Siempre acompañada y respaldada por sus hermanos, Luz María y Juan Carlos, como es entendible, se han abierto paso en el escenario político del estado a fuerza de codazos y muchas veces con gritos destemplados.

Sin embargo, llegó la hora de conducirse con sensatez y con apertura a los acuerdos.

De otra manera, seguirá abriendo frentes, lo cual será de suyo harto entretenido para los consumidores de información política, pero desastroso para los habitantes del municipio de Solidaridad.

La bronca es entre morenistas. Y entre ellos deben negociar cómo van a enfrentar la responsabilidad de ejercer un gobierno fuerte y unido. Así tendría que ser.

El gobernador, Carlos Joaquín González, se ha mantenido al margen de esta crisis interna en el palacio de Playa del Carmen.

Ese ha sido el estilo bien marcado del gobernador y no tendría  por qué ser diferente en este caso.

En este momento, el futuro de la administración municipal es de absoluta incertidumbre. Los regidores de Morena, que son oposición a la presidente de Morena, empujan por destituirla y nombrar un interinato.

Lo siguiente y esperable (conociendo a los actores), es que Laura se mantenga atrincherada en las oficinas de gobierno, lo cual va a generar un vacío en la gobernabilidad. Esa será una puerta abierta al caos y a intereses de pescadores de río revuelto.

Si, como se ve, los morenistas no encuentran un cauce para solucionar sus diferencias y marchar en un solo sentido para poner en marcha el gobierno, será un festín para los medios y para un sector de la clase política que apuesta por el fracaso del nuevo gobierno.

Pero como abrimos en el primer párrafo, los ciudadanos van a salir perdiendo. Siempre.

 

La vigorosa Mara Lezama y “Cancún de Juárez”

Si algo caracteriza a la presidente municipal de Benito Juárez, Cancún, es el entusiasmo que proyecta con sus discursos, con su actitud. Contagia alegría y buen ánimo.

Empezó muy bien, aprovechando el bono democrático que le brindaron los ciudadanos al votar de forma avasallante por su propuesta.

Escogió un grupo de colaboradores que aprovecha la experiencia, pero que también suma frescura.

El respaldo que le da su cercanía con el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, manda las mejores señales para esperar resultados positivos.

De su discurso anoche, en su asunción al encargo, hay que destacar ese llamado a los medios de comunicación para evitar hacer apología del crimen organizado, y desde luego su propuesta para sustituir el nombre de `Benito Juárez´ al municipio, para dejarlo sencillamente en `Cancún´, como ciertamente se le conoce dentro y más allá de las fronteras del país.

Tiene razón Mara cuando hace referencia a la responsabilidad de informar a un público de jóvenes que están por insertarse en la dinámica económica de la ciudad. Esos chavales son los que nutren, en muchos casos, las filas de las mafias criminales, y necesitan una atención especial.

Por otra parte, sobre el nombre del municipio, bien podría haber una propuesta intermedia, para no borrar el nombre del Benemérito de las Américas, que tiene razones históricas de fondo para ser la toponimia de esta demarcación.

Acapulco, por ejemplo, tiene como nombre oficial: “Acapulco de Juárez”, también en honor del héroe de Guelatao.

Una propuesta intermedia podría ser precisamente modificar el nombre del municipio a “Cancún de Juárez”, con lo cual se alcanzaría el objetivo planteado por la presidente municipal, sin borrar la presencia de Benito Juárez García. @AntonioCallejo

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *