Impone `órgano ciudadano´ impostor Laura Beristain

DESTRIPACUENTOS

Por Antonio Callejo

www.callejotv.com / www.revistavortice.com.mx

  • Nombra la presidente municipal de Solidaridad a un grupo de funcionarios a modo, como si fueran `ciudadanos vigilantes´ del presupuesto

  • Y por si fuera poco, alimenta el caos urbano con su respaldo a una ocupación ilegal de predios privados, como en los mejores tiempos del PRI

 

Playa del Carmen, (02 de abril).- No es una sorpresa, pero hay que documentarlo porque es el inicio de una administración oscura desde su nacimiento.

Y por las repercusiones que tendrá en un futuro inmediato.

Esto es que, con un profundo descaro, incluso mediante la realización de un acto público, la presidente municipal de Solidaridad, Laura Beristain Navarrete, presumió la instalación de un `comité´ de funcionarios que suplantan la vigilancia ciudadana sobre el ejercicio de los recursos públicos y la realización de obras públicas.

Hizo pasar a este grupo de empleados gubernamentales como si se tratara de uno de ciudadanos, encargados de la supervisión de la administración de los dineros públicos.

Pero se debe aclarar de manera contundente:

No se trata de simples ciudadanos, sino de los mismos funcionarios que tienen entre sus posibilidades la de echarle la mano a los dineros de la administración, y que para su gozo y aparente tranquilidad, no tendrán que rendirle cuentas ni trasparentar sus acciones ante los ciudadanos de a de veras.

Fue el pasado 28 de marzo cuando Beristain Navarrete presentó, con bombo y platillo, a un grupo de funcionarios al que denominó: “Comité de la Contraloría Social, administración 2018-2019”.

En el boletín oficial, sin ningún rubor, se dijo:

“Al instalarse este día el Comité de la Contraloría Social, administración 2018-2021, el gobierno municipal de Solidaridad que dirige Laura Beristain Navarrete, ratifica su compromiso con la sociedad de actuar con transparencia en el manejo de los recursos y su aplicación en infraestructura y programas sociales, fortaleciendo la participación de la ciudadanía como vigilantes de las acciones que emprende el gobierno”.

Pero veamos quiénes son los integrantes del susodicho comité:

Entre los miembros de este organismo están: el contralor municipal, Rubén Delfino Almorejo López; la directora general de Desarrollo Social, Deyanira Martínez Sánchez; el regidor José Francisco Berzunza Dájer, así como el director general de Infraestructura, Desarrollo Urbano, Medio Ambiente y Cambio Climático, Antonio Terrazas Lara; el director general de Planeación, José Luis Pacheco González; la coordinadora de Análisis Técnico, Moira Andrea Ferreira; el titular de la Unidad de Vinculación y Transparencia de Acceso a la Información Pública, Carlos Méndez Alvarado y la directora general del Instituto de las Mujeres, Valeria Burgos Maldonado.
Son todos, como se ve, empleados gubernamentales que para nada pueden hacer un papel ciudadano de vigilancia. Porque si se vigilan a sí mismos, pues no se puede esperar que sean objetivos.

Es un despropósito y es un engaño.

 

Confrontación e ilegalidad, el sello de la problemática Beristain

Por si fuera poco, este día Laura Beristain volvió a abonar al caos que tanto le persigue.

Luego de que un grupo de policías estatales acudiera, luego de la negativa de los municipales al mando de la alcaldesa, a ejecutar la orden judicial de desalojo de un predio invadido, Laura Beristain ratificó su vocación de provocadora al respaldar la ilegalidad y el caos.

Es evidente que la señora de los problemas tiene la intención de capitalizar esta circunstancia a favor de la candidatura de su hermano, Carlos Beristain, a la diputación local por esa demarcación.

La invasión de predios ha sido una práctica regular durante las administraciones priistas. Es la manera que solían utilizar para hacerse de votos en cada proceso comicial, como el que se acerca.

De hecho, la colonia Luis Donaldo Colosio fue originalmente una invasión alentada en su momento por el entonces gobernador, Mario Villanueva Madrid, quien orilló al propietario de esos predios a negociar, una vez que era prácticamente imposible desalojar a los ocupantes. Que se convirtieron en el arsenal de votos de los regímenes priistas subsecuentes.

Pero se debe dejar en claro que es una práctica ilegal, que usa a los más necesitados como `carne de cañón´, que no contribuye al orden urbano que requiere Solidaridad.

Es el estilo Beristain. @AntonioCallejo

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *