Y la alianza PAN-PRD, se desinfló…

DESTRIPACUENTOS

Por Antonio Callejo

www.callejotv.com / www.revistavortice.com.mx / www.multiversidadqroo.com

La falta de cuadros propios a estas alturas, evidencia lo que realmente valen esos partidos sin Carlos Joaquín

 

Inicia el trámite de divorcio del gobernador a iniciativa de sus otrora `aliados´, que lo relegaron a la hora de asignar candidaturas

 

Urge un perito de `narco- mantas´, que determine a cuáles sí y a cuáles no se les debe dar credibilidad

 

Cancún, Quintana Roo (28 de febrero).- A un año y medio de que se sentaron en las principales posiciones del poder en el estado, hoy, sin embargo, no alcanzaron la consistencia que se requiere para refrendar sus triunfos en la venidera elección intermedia. Es más, su potencial no está tan lejos del PRI que bajaron a ras de suelo, para ubicarse en el espectro de la oposición.

PAN y PRD regresaron a su justa dimensión, sin la figura de Carlos Joaquín, a quien evidentemente relegaron a la hora de asignarse las candidaturas.

Todo parece indicar que este proceso electoral, es en paralelo el inicio del trámite de divorcio de los partidos políticos que le dieron sus colores en campaña a Carlos Joaquín. Y la iniciativa fue de esos institutos. Hay que recordar que para las elecciones de diputados locales en 2019, el partido Confianza, ligado al gobernador, ya podrá contender por esos espacios.

El mejor ejemplo es lo que está sucediendo en el municipio de Benito Juárez, con cabecera en Cancún, al que suele llamarse en el argot político del patio `la joya de la corona´.

Bueno, pues queda claro que PAN y PRD perdieron el tiempo jugando a ser `gobernadores chiquitos´, repartiéndose el presupuesto en el Congreso y en cada una de las `parcelas´ del poder que les tocó, porque así quisieron verlo.

No se sumaron a un proyecto general con la línea que pudieron haber asumido de parte del gobernador Carlos Joaquín González, a quien dejaron solo en este trayecto de año y medio.

En Cancún ni PAN ni PRD lograron construir un candidato competitivo para enfrentar al proyecto trans-trienal de Remberto Estrada Barba, ni al fenómeno Morena con Mara Lezama, que no se presenta sorpresivamente. Era un cálculo obligatorio para un trabajo político serio.

Más si ya estaban en el poder.

En el extremo del absurdo, esta alianza PAN-PRD está valorando seriamente, con un debate intenso –más por el reparto de espacios–, la posibilidad de postular al diputado federal, recién salido del PRI, José Luis `Chanito´ Toledo Medina.

Toledo Medina, todos lo saben, fue hechura política del ex gobernador Roberto Borge Angulo. Lo cultivó desde sus inicios con la firme y declarada intención de hacerle su sucesor.

Más que tardíamente ambos partidos han dejado crecer, ir y venir, las versiones encontradas de que `Chanito´ es y luego no es, un aspirante que cuente con el aval del gobernador.

De manera que si lo postulan, sería un acto de rebeldía y, si por el contrario no lo postulan, sería la resignación y comprobación de que en su abanico de políticos, no tienen ninguno que dé la talla.

Es decir, no valen lo que decían valer.

Pero supongamos que Toledo Medina sea el candidato pan-perredista. Pues vaya `tapón de boca´ que se atizarán solos. Aún así falta la aduana de las votaciones de julio para saber qué tan bien apostaron con esta decisión.

Quedará claro que ninguno de los dos partidos, por más cargos que hayan tenido y elecciones pequeñas o grandes ganadas, simplemente no aprendieron a trabajar del lado de la ciudadanía para construir propuestas y proyectos políticos propios.

Necesitan externos. Como siempre. Preferentemente ex priístas.

Supongamos que no postulan a `Chanito´.

Pues entonces se debaten entre cumplir con su compromiso original de postular a Emiliano Ramos Hernández, quien apenas y podría garantizar su llegada a la regiduría.

Ramos Hernández es actualmente diputado, presidente de la Comisión de Hacienda y miembro de la Gran Comisión. Su `gran logro´ político, fue establecer una alianza con el sindicato de taxistas para combatir a `Uber´.

El resultado está a la vista. Ayudó a despejarle el camino a su hermano, Alejandro Ramos, director de Transporte en Sintra, pero zanjó distancia con el electorado.

Al final, ni los taxistas lo apoyan y menos los ciudadanos.

En el PAN, Frank López hizo una campaña personal para conseguir remontar los números de Emiliano y ganarle la partida por la postulación.

Tampoco le alcanzó.

Al gobernador el PRD ni siquiera le sostuvo, para otra opción, la candidatura al Distrito O3, perdida por ese episodio de zarpazo político que le asestó el sistema vía el SAT a Juan Vergara.

Y al otro hombre fuerte de Carlos Joaquín, Miguel Ramón Martín Azueta, lo cobijó Movimiento Ciudadano, uno de los débiles de esa otrora alianza `triunfadora´.

Así las cosas, aunque esta semana se defina quién será el candidato de PAN-PRD a la presidencia municipal de Benito Juárez, ya queda claro el papel, otra vez mediocre, que juegan PAN y PRD en el escenario, y este inicio del proceso de distanciamiento con Carlos Joaquín González.

 

URGE PERITO DE `NARCO-MANTAS´

No puede ser que cada vez que aparece una tela de `manta-cruda´ con alguna leyenda incendiaria, se le brinde la credibilidad a su contenido, a pesar de que se desconozca su origen y la `calidad´ de sus autores.

Ahora se le otorgó total veracidad a la que apareció para atribuir la explosión en una embarcación de pasajeros, de manera que replicaron el mensaje, como cierto, desde medios locales y nacionales. Esto va a escalar a los internacionales.

Sería necesario que algún área de la Fiscalía General del Estado tome algunos cursos para especializarse en este particular asunto, a fin de que cribe qué mantas son reales, representan a mensajes ciertos y comprobables, y cuáles son elementos distractores en un escenario donde la confusión y la siembra de datos falsos es la constante.

Evitaríamos el gran daño que esto nos va a causar. @AntonioCallejo

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *