La violencia en Cancún ya es fenómeno de estudio

DESTRIPACUENTOS
www.callejotv.com
www.revistavortice.com.mx
www.multiversidadqroo.com

Por Antonio Callejo

El poder corruptor de los cárteles de droga y grupos de delincuencia organizada es innegable en la entidad y ha estado presente desde hace varios sexenios. Con la `fragmentación social´, el problema se acentúa en la periferia; entre más lejanía del centro y la zona hotelera, más marginación y más violencia

Cancún, Quintana Roo (19 de agosto).- La inercia de crecimiento poblacional de éste, el polo turístico más importante del país y de Latinoamérica, tiende a “fragmentar a la sociedad”, en un inquietante patrón que ya es objeto de un análisis antropológico de largo plazo”.
Esa lejanía, concluye un primer informe de este trabajo para obtener un doctorado:
“… significa que mientras más alejado esté el lugar de residencia del centro turístico más marginada se encuentra la población…. Esta marginación no sólo se manifiesta en la pobre calidad de vida o carencia de servicios públicos, también se observa en la violencia que se da en la calle y al interior de los hogares.
Los ingrediente que hacen todavía más preocupante esta tendencia, son:
“La presencia del crimen organizado en la región, la falta de empleo –pues la industria turística ya no tiene capacidad para dar cabida a toda la gente que llega dispuesta a trabajar en ella–, la reproducción de la violencia estructural que se vivía en los lugares de origen, la indiferencia social que aísla a las personas que no cuentan con redes familiares o sociales en la ciudad. Esta última situación se refleja en el gran número de suicidios que se dan en la ciudad, y en el estado, pues de acuerdo con el INEGI, Quintana Roo ocupa el segundo lugar a nivel nacional con este problema de salud pública.
Se trata del reporte titulado: “Migración y violencia en Cancún: Estudio de dos asentamientos irregulares”, elaborado por Minerva Alavez San Pedro, del Centro de Investigaciones y Estudios en Antropología Social, de San Cristóbal de las Casas.
En este informe se advierte:
“Esta colaboración forma parte de una investigación doctoral en proceso, la cual inició en septiembre de 2015 y concluirá en agosto de 2019”.
En su marco teórico, la investigadora hace un recuento del pertinaz trabajo de empoderamiento de los cárteles del narcotráfico en este destino, que no se habría dado sin el connubio de funcionarios y cuerpos policíacos infiltrados por esos grupos criminales.

CORRUPCIÓN, IGUAL A VIOLENCIA Y ACTIVIDADES CRIMINALES

“La corrupción que impera en las dependencias gubernamentales y las corporaciones policiacas se relaciona directamente con el creciente aumento en las manifestaciones de violencia y actividades delincuenciales en Cancún. El poder corruptor de los cárteles de droga y grupos de delincuencia organizada es innegable en la entidad y ha estado presente desde hace varios sexenios. Si bien se pueden rastrear los nexos de algunos cárteles con el Poder Ejecutivo estatal a los años de mandato de Miguel Borge Martín (1987–1993), fue durante el sexenio de Mario E. Villanueva Madrid (1993–1999) que estos vínculos se hicieron más evidentes. Este último es conocido por ser el primer gobernador mexicano que enfrentó un proceso legal por los delitos de narcotráfico y lavado de dinero, no sólo en México sino en Estados Unidos. De acuerdo con algunos testimonios recabados para llevar a cabo el juicio en su contra, el ex gobernador, junto con otros funcionarios y servidores públicos estatales, recibía sobornos de hasta 500 mil dólares por cada cargamento de droga proveniente de Colombia que el Cártel de Juárez, al frente del cual se encontraba Armando Carrillo `El Señor de los Cielos´, descargaba en el aeropuerto de Cancún para después trasladarlo a Estados Unidos”.

ACTUALMENTE, BATALLA ENTRE CÁRTELES

“Actualmente la ciudad de Cancún atraviesa por un periodo de intensa actividad delictiva debido a la batalla que por el control de “la plaza” enfrentan diversas bandas y cárteles, entre los que se encuentran el Cártel de Juárez, remanentes de los Zetas, el Cártel de Sinaloa y el Cártel del Golfo, que además están asociados con grupos internacionales: rusos, chinos y sudamericanos(BBC Mundo 2017).La mayor afrenta realizada por la delincuencia organizada al actual gobierno del estado, encabezado por Carlos Joaquín González, ocurrió el 17 de enero de 2017, cuando un comando de 10 personas con fusiles de asalto y granadas atacó las instalaciones de la Fiscalía General y el Centro de Control, Comando, Cómputo y Comunicaciones (C4) de la Secretaría de Seguridad Pública estatal, ubicadas en pleno centro de la ciudad”.

TRES REYES Y MILAGROS, DOS ASENTAMIENTOS COMO MUESTRA

“Para elaborar este trabajo se realizó, además de la revisión bibliográfica, un seguimiento hemerográfico de medios de comunicación locales y nacionales y un trabajo etnográfico en las colonias El Milagro y Tres Reyes de abril de 2016 a junio de 2017. De manera general se puede adelantar que las presentes manifestaciones de violencia en Cancún y el continuo surgimiento de asentamientos irregulares ponen en evidencia la incapacidad institucional del Estado para planear y atender las necesidades de seguridad y vivienda de la población.

CANCÚN, PRIMER LUGAR EN POBLACIÓN NO NACIDA EN EL ESTADO

“En lo que se refiere al estado de Quintana Roo, éste atrae un gran número de personas provenientes de diversos estados de la República e incluso de otros países, particularmente a la zona norte del estado que incluye a Cancún y la Riviera Maya, para cubrir los espacios laborales que sostienen a la industria turística. Es debido a este constante arribo de migrantes que el estado ocupa el primer lugar a nivel nacional de población residente que no nació en la entidad, pues del total de 1,325,578 habitantes, 577,417 personas nacieron en el estado, 696,831 lo hicieron en otro entidad y 51,330 en otro país (INEGI 2014)”.

MARGINACIÓN Y VIOLENCIA, VAN DE LA MANO

“La marcada división de las zonas en que se divide el espacio urbano de Cancún, donde se hace una distinción entre las súper manzanas –denominación otorgada a las colonias del centro de la ciudad–y las regiones –colonias que se ubican en la periferia, tiene como consecuencia la fragmentación de la sociedad cancunense, y significa que mientras más alejado esté el lugar de residencia del centro turístico más marginada se encuentra la población.
“Esta marginación no sólo se manifiesta en la pobre calidad de vida o carencia de servicios públicos, también se observa en la violencia que se da en la calle y al interior de los hogares. El aumento de la violencia en esta localidad también incluye otros factores: la presencia del crimen organizado en la región, la falta de empleo –pues la industria turística ya no tiene capacidad para dar cabida a toda la gente que llega dispuesta a trabajar en ella–, la reproducción de la violencia estructural que se vivía en los lugares de origen, la indiferencia social que aísla a las personas que no cuentan con redes familiares o sociales en la ciudad. Esta última situación se refleja en el gran número de suicidios que se dan en la ciudad, y en el estado, pues de acuerdo con el INEGI, Quintana Roo ocupa el segundo lugar a nivel nacional con este problema de salud pública”.

PERCEPCIÓN DE INSEGURIDAD, EN AUMENTO

“En cuanto a los hechos violentos mencionados anteriormente, éstos repercuten en la forma en que los habitantes de Cancún perciben el clima de inseguridad por el que atraviesa la ciudad. De acuerdo con el INEGI, en diciembre de 2016 el 73.9% de los mayores de 18 años expresaron que consideraban inseguro vivir en esta localidad (Ibero Prensa 2017). En varias colonias irregulares también se han registrado eventos de violencia de diferente naturaleza, violaciones, robos y asesinatos, algunos de los cuales se han vinculado con actividades relativas al narcotráfico, particularmente en Pedregal, Tres Reyes, Avante, Valle Verde y Los García.
“A partir de las condiciones observadas en los asentamientos donde se ha realizado el trabajo etnográfico se puede concluir que la percepción del aumento de la violencia ha comenzado a normalizarse e influye en el incremento de conductas cada vez más agresivas en las relaciones con otros miembros de estos lugares. De manera particular, en El Milagro desde finales del año 2016 se ha observado la proliferación de manifestaciones violentas en contra de habitantes del lugar por parte de vecinos de la misma colonia. En los primeros años de poblamiento de este sitio los vecinos se identificaban entre sí como parte de una comunidad en ciernes, pero en la actualidad no hay una vinculación entre sus habitantes y los grupos que se dedican a asaltar a los transeúntes no discriminan entre habitantes o visitantes de la colonia.
“Finalmente, aunque la industria turística haya tenido su apogeo entre los años 70 y 90 del siglo pasado, Cancún aún representa un jugoso mercado que atrae no sólo a visitantes de todo el mundo sino a grupos que se disputan el control de sus recursos ante la incapacidad y complicidad de los gobiernos locales, estatales y federales de frenar las manifestaciones de violencia que aquejan a los habitantes de esta ciudad”. @AntonioCallejo

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *