Laura Beristain y Solidaridad, en el radar selecto de AMLO

DESTRIPACUENTOS

Por Antonio Callejo

www.callejotv.com / www.revistavortice.com.mx / www.multiversidadqroo.com

+ Solidaridad (Playa del Carmen), está entre las 15 localidades del país que serán atendidas especialmente por el nuevo gobierno, para combatir la desigualdad

 

+ A polémica: El Tren Maya se llevará los recursos del Consejo de Promoción Turística, y las embajadas se encargarán de esa publicidad

 

Cancún, Quintana Roo (27 de noviembre).- A unas horas de que asuma el cargo el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, no sobra decir que el municipio de Solidaridad, donde gobierna la también morenista Laura Beristain, forma parte de un grupo de 15 localidades del país, que serán atendidas prioritariamente en un programa especial del nuevo gobierno.
Porque es de todos conocidos que Quintana Roo se encuentra entre los principales planes de obras del venidero gobierno federal, con el proyecto regional de Tren Maya.

Sin embargo, de manera muy precisa y específica, Solidaridad está en un muy reducido grupo de comunidades que presentan un problema marcado de desigualdad social, y por tanto en la mira de una decisión especial del presidente electo.

Para este objetivo, el propio AMLO ha detallado que se considera un presupuesto de 10 mil millones de pesos para iniciar su plan de atención a un total de 15 ciudades marginadas, de las cuales cinco son turísticas, donde Solidaridad (Playa del Carmen), es la única que corresponde al estado de Quintana Roo.
Las otras cuatro ciudades turísticas son: Acapulco, Guerrero; Los Cabos, Baja California Sur; Bahía de Banderas, Nayarit; Puerto Vallarta, Jalisco.

Del Norte del país son: San Luis Colorado, Sonora; Tijuana, Baja California; ;Matamoros, Tamaulipas; Acuña, Coahuila y Juárez, Chihuahua.
De la Zona Metropolitana y del Valle de México, las cinco ciudades que serán beneficiarias son: Nicolás Romero, Edomex; Chimalhuacán Edomex; Texcoco, Edomex; Chalco, Edomex y Cuautitlán Izcalli, también del Edomex.

De acuerdo con declaraciones del presidente electo, esas ciudades fueron elegidas por sus niveles de desigualdad social, y precisamente con el objetivo de disminuirlos.

“No queremos los contrastes estos que duelen, que indignan, de que hay hoteles de gran turismo en ciudades del Caribe, del Pacífico, y al mismo tiempo hay colonias en donde no hay agua, no hay drenaje, no hay servicios públicos, hay mucha pobreza, inseguridad, violencia”, dijo López Obrador.

Sobre Playa del Carmen, en Quintana Roo, explicó que “como sitio turístico recibe visitantes con alto nivel adquisitivo pero, al mismo tiempo, alberga familias que viven en asentamientos irregulares, debajo de líneas de alta tensión y en condiciones de pobreza”.

Incluso, adelantó que, como parte de este programa de combate al rezago social, será necesario reubicar hasta un total de 500 familias que habitan en zonas irregulares.

 

Promoción turística, a cargo de embajadas, el punto de quiebre

A propósito del proyecto del Tren Maya, hay que advertir que su fuente de financiamiento, anunciada por el equipo del presidente electo, va a generar de forma garantizada una intensa discusión y, muy probablemente, una férrea oposición de parte de turisteros y autoridades.

Y es que, de acuerdo con información que ya confirmó Luis Alegre, presidente de la Comisión de Turismo en la Cámara de Diputados, la fuente principal de financiamiento del ferrocarril, será la actual bolsa del Consejo de Promoción Turístico de México (CPTM), cuyas funciones – también adelantó–, quedarán a cargo de la Cancillería, a través de las embajadas del país.

Se trata de un golpe de timón profundo, donde se abrirán más dudas que certezas, y de una ruta de aprendizaje cuyos errores podrían tener consecuencias graves en la actual inercia positiva de la actividad turística.

Porque, como sabemos, esta industria ya genera un porcentaje importante del volumen de divisas que ingresan al país, y se encuentra entre las más importantes junto con las ventas petroleras y las remesas. Así que por lo menos en el tema turístico, el Tren Maya genera un sabor agridulce entre los actores de este importante sector. @AntonioCallejo

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *