A los asesinos les gusta Cancún

DESTRIPACUENTOS

Por Antonio Callejo

www.callejotv.com / www.revistavortice.com.mx

Y a los pederastas, defraudadores, narcotraficantes… Este día se informó que fue detenido César Gastélum Serrano, integrante del cártel del Pacífico, quien se hallaba en la lista de los más buscados. Larga lista de casos, uno ya es película

Cancún, Quintana Roo (07 de enero).- Michael Finkel fue un reportero, polémico por cierto, del prestigioso diario norteamericano The New York Times, cuya vida y obra es una de esas pequeñas muestras de lo atractivo que resulta Quintana Roo y sus destinos turísticos, Cancún principalmente, para todo tipo de personas. Incluso para los peores asesinos.

Y es que entre los más de 24 millones de visitantes que llegan al estado cada año, la mayoría a través del aeropuerto internacional de Cancún, está claro que no todos son buenas personas.

En abril de 2002, se dio a conocer que `Michael Finkel´ fue arrestado en Tulum, a donde se había avecindado hacía unos meses, tras haber llegado a Cancún un año antes. Esa persona no era en realidad el reconocido periodista del The New York Times, sino un impostor.

Se trataba de Christian Michael Longo, un norteamericano de 29 años, que consiguió empatar muy bien con la comunidad de canadienses y norteamericanos que viven en Tulum. Llevaba una vida tranquila, dedicado a la fotografía, pues recordemos que siempre se hizo pasar como periodista.
Un día de enero de 2002, la fotografía de su cara apareció en el exitoso programa de televisión “The most wanted”, que se basa en la lista de los `10 más buscados´ del Federal Bureau of Investigation (FBI).
Esa fotografía tenía una leyenda sugerente:
“Él es muy, muy encantador. Muy, muy bien parecido. Es muy calculador. Y muy, muy bueno para desaparecer”.

Muy poco tiempo después, un equipo de agentes del FBI se presentó en la apacible Tulum y ejecutó el arresto sin ningún contratiempo. Alguna de sus amistades no dudó en delatarlo.

Las notas periodísticas y el propio relato del verdadero Michael Finkel, aquél reportero al que suplantó Longo, revelaron cómo el 20 de marzo de ese 2002, los agentes del FBI irrimpieron en una cabaña, donde este personaje se divertía con otros amigos bebiendo, escuchando música y fumando marihuana.

Las mismas notas revelaron el oscuro historial del detenido.

Una retahíla de fraudes eran sólo el principio. Era buscado por ser el principal sospechoso del asesinato de su esposa y sus tres pequeños hijos: Mary Jane, de 34 años; Zachery de cuatro años; Saddie Ann de tres años y Madison de dos.

Esta terrorífica historia ocurrió en Portland, Oregon, casi en la frontera con Canadá.

Cuando Finkel, el verdadero periodista, se enteró de la detención de una persona que suplantó su identidad, no dudó en ir a buscarlo para hacerle una entrevista.
En esa época Finkel enfrentaba un grave problema que le llevaría a ser expulsado del staff de reporteros de The New York Times. Quizás buscaba una especie de redención para su trabajo, pues acordó con Longo en escribir un libro sobre su vida y los cargos que enfrentaba, pues hasta ese momento no reconocía su culpabilidad.

No le cuento más porque la historia completa, excelentemente realizada, se encuentra disponible en forma de película en la plataforma de streamming Netflix.

Se llama: True Story, y la protagonizan: Jonah Hill, James Franco y Felicity Jones.

Imperdible.

Cancún, atractivo para los más buscados

 

En julio de 2012:

La policía mexicana arrestó en la localidad turística de Cancún a uno de los hombres más buscados por las autoridades en Estados Unidos, quien permaneció prófugo durante 24 años.

Vincent Legrend Walters es buscado en San Diego, California, y está acusado de asesinar en 1988 a una mujer secuestrada como parte de una operación que involucraba estupefacientes. También enfrenta cargos de armas y drogas y está en la lista del Cuerpo de Agentes Armados de Estados Unidos sobre los 15 fugitivos más buscados.

 

La detención de Walter Lee Williams en Playa del Carmen, Quintana Roo, ha causado revuelo en los medios nacionales e internacionales, pero no en los pobladores de esta ciudad turística, quienes poco o nada saben de ese “vecino” que hasta este martes era uno de los 10 más buscados por el FBI.

 

El lugar donde Lee Williams fue aprehendido por elementos de la Policía General de Justicia del Estado (PGJE), no es cercana a la playa o la Quinta Avenida, punto neurálgico para el turismo de Playa del Carmen.

 

Es una zona habitacional en la que “generalmente se ven muchos extranjeros, ya sea porque viven ahí o rentan las casas”, explicó Rubén, un niño de 10 años que pasea constantemente con su bicicleta por el parque en el que fue capturado Lee Williams, entre las calles 1sur y la avenida 60 sur.

 

El espacio luce muy tranquilo durante el día, y aunque no recuerda haberlo visto, explica que muchos de los niños que viven cerca del parque salen a jugar a todas horas y platican con extraños, “porque siempre hemos visto turistas por aquí y nos preguntan cosas, no me da miedo hablar con ellos”.

 

La noche de su captura, el procurador del estado, Gaspar Armando García Torres, explicó que “al parecer, este sujeto ya tenía un tiempo de estar viviendo en Playa del Carmen, incluso ya tenía un domicilio establecido”.

 

Pero no quiso dar más detalles sobre ese domicilio, argumentando que “son datos que forman parte de la investigación”.

 

 

Junio de 2013:

Gemma, encargada de uno de los comercios cercanos al mencionado parque, al ser cuestionada sobre el caso, dijo que no conocía directamente a Lee Williams, pero que sí lo había visto un par de veces en la última semana caminado por la zona y lo describió como un hombre que parecía amable.

Cabe recordar que Lee Williams fue incluido entre los 10 fugitivos más buscados el pasado lunes, ya que se le relaciona con la organización conocida como Asociación Budista Universal de Los Ángeles, acusada de explotación sexual infantil, y que además de México tiene presencia en países como Indonesia, Tailandia y Perú.

En 2013:

El ladrón de farmacéuticos de origen cubano, Ernesto Simeón, fue detenido ayer en Cancún por la Policía Judicial del Estado (PJE), perseguido por el FBI y la DEA por pertenecer a una banda de robo de fármacos que asestó el golpe más grande en la historia de Estados Unidos al hurtar más de 100 millones de dólares, incluyendo 80 millones de dólares en medicamentos.

Abril de 2018

Elementos de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), en coordinación con el Instituto Nacional de Migración (INM), localizaron en Cancún, a Erick “N”, quien es requerido por la autoridad judicial por su probable responsabilidad en la comisión del delito de fraude genérico.

Tras una alerta migratoria, se tuvo conocimiento de que el mexicano Erick “N” arribaría al Aeropuerto Internacional de Cancún, procedente de Houston, por lo cual, al identificarse con pasaporte estadunidense ante la autoridad migratoria fue detenido por personal de la AIC sin uso de violencia ni afectación a terceros.

Esta persona contaba con una Notificación Roja, solicitada por la AIC a la Oficina Central de INTERPOL con sede en Lyon, Francia, por lo que era buscado en más de 190 países, todo de acuerdo con un comunicado de la PGR.

 

 7 de enero de 2019 (HOY)

CIUDAD DE MÉXICO, 13 de abril.- El mexicano César Gastélum Serrano, integrante del Cártel del Pacífico y uno de los delincuentes más buscados por Estados Unidos al estar señalado por traficar cocaína en gran escala desde Colombia a la Unión Americana, fue detenido este sábado por las Fuerzas Federales en Cancún.

De acuerdo con el comisionado nacional de Seguridad, Monte Alejandro Rubido García, Gastélum Serrano era socio de Ismael “El Mayo” Zambada y de Dámaso López, capos del mencionado grupo delictivo. @AntonioCallejo

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *