Los muertos olvidados tienen familia, y vengadores

DESTRIPACUENTOS

Por Antonio Callejo

www.callejotv.com / www.revistavortice.com.mx / www.multiversidadqroo.com

La guerra que siembra muertos en Cancún y Playa del Carmen, no acabará si no entendemos qué hay de fondo

 

`Chanito´ aprovechó la errónea decisión del Ieqroo para meterse más en la contienda; Antecedentes indican que los tribunales le darán la razón

 

Cancún, Quintana Roo (22 de abril).- Los muertos que aparecen, sobre todo en la zona norte del estado, un día sí y otro también, no son individuos aislados, sin familia ni amigos. Ya nos acostumbramos llevar la macabra cuenta, como si fueran sólo eso, números fríos que sólo nos llevan a la discusión de la urgente e innegable necesidad de recuperar la seguridad pública de ciudades como Playa del Carmen y Cancún.

Sin embargo, no podríamos empezar a resolver el problema si no vemos un poco más de fondo.

Hace una semana y pocos días, fueron asesinados varios jóvenes al poniente de la ciudad, en una de las zonas más conflictivas, conocida como la más peligrosa de la ciudad.
Al otro día, decenas de vehículos, motocicletas y personas de a pie, formaron un cortejo fúnebre que fue recorriendo una conocida avenida en esa región, para dirigirse al panteón municipal. A su paso, sin presencia de ninguna autoridad policiaca, fueron cerrando las calles y vialidades principales adyacentes, para dar paso ininterrumpido a ese gentío, ante la mirada atónita de viandantes y conductores.

Esa imagen nos indica claramente que algo muy grave está sucediendo con los jóvenes cancunenses. No son fantasmas que aparecen y desaparecen, sin dejar una huella de tristeza y de rabia. De ganas de venganza.

En las calles está sucediendo una verdadera guerra que nadie atina a explicar. Porque hasta ahora a nadie le ha interesado ir al fondo.

De acuerdo con un ya añejo estudio sobre pandillas en Cancún, elaborado por cierto por la actual secretaria de Turismo estatal, Marisol Vanegas Pérez, hay poco más de cien grupos de jóvenes asociados al fenómeno de pandillas.

El problema más grave no radica únicamente en su desatención y desocupación. El asunto es la cercanía que tienen con grupos criminales más poderosos e influyentes, que suelen contratarlos como `carne de cañón´, para ejecutar los trabajos más sucios y riesgosos en las tareas del narcotráfico y narcomenudeo.

Se enrolan con esas mafias y quedan en medio de confrontaciones más severas, donde menudean las armas, la sangre fría, en un mercado donde la vida vale muy poco.

La Secretaría de Gobernación identificó un indicador preocupante: las cárceles del país están llenas de jóvenes. Más del 75 por ciento de los reclusos, y eso aplica para el centro penitenciario de esta ciudad, mantienen a varones en su edad más productiva, entre los 18 y los 45 años.

Hasta este momento ninguna política pública está dirigida a atender esos problemas, que se dan antes de que ocurran los asesinatos. Es decir, la prevención es únicamente una frase demagógica. Un discurso vacío.

La prevención sería ir a esas calles donde están los muchachos, para entender su entorno y tratar de modificar esas condiciones.

¿Quién atiende a las madres, a los hijos, hermanas y hermanos que pierden a sus familiares en esas balaceras? ¿Dónde están los programas de salud mental y emocional? La rabia y la venganza no se desactiva, por el contrario.

Ni siquiera hay un abordaje que nos permita saber a los ciudadanos qué está pasando. Por qué se matan los jóvenes en las calles. Por qué llegan a esos niveles de crueldad.

La Fiscalía General del Estado tiene un contador de muertos, pero no resuelve quiénes son los culpables y mucho menos los captura, de manera que la vida vale menos todavía.

Eso redondea el misterio de los muertos. Porque mientras cualquiera pueda salir a matar a alguien con la seguridad de que no será aprehendido, la escalada de asesinatos no tiene por qué disminuir.

 

Ieqroo, ayuda a `Chanito´ victimizándolo

La denegación del registro como candidato a la presidencia municipal que le hizo el Instituto Electoral de Quintana Roo a José Luis Toledo, acabó siendo una oportunidad inmejorable para que `Chanito´ llamara la atención y los reflectores hacia su persona y su proyecto.

El Tribunal Electoral del Poder Judicial acabará dándole la razón, porque hay numerosos casos y con ello de jurisprudencia para resolver en su favor.

Baste recordar que el actual gobernador, Carlos Joaquín González, pasó por una situación similar cuando fue candidato a la presidencia municipal de Solidaridad. Se le señaló de forzar la comprobación de su residencia, dado que había indicios de que vivía en Mérida, pero al final de cuentas la autoridad electoral resolvió que también era residente de Solidaridad.

`Chanito´ Toledo aprovechó la oportunidad para realizar una serie de actos que enviaron las señales de su arraigo e influencia en el electorado benitojuarense. Incluso, hizo actos muy concurridos en la zona considerada más peligrosa de la ciudad, donde celebró el 48 aniversario de la fundación de Cancún. Así, reforzó su campaña `sin hacer campaña´, a costas de la a todas luces equivocada decisión del Ieqroo de tratar de impedirle participar. Se metió más a la contienda. @AntonioCallejo

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *