Un Morena dividido Vs. Carlos Joaquín, van por el Congreso

DESTRIPACUENTOS

Por Antonio Callejo

www.callejotv.com / www.revistavortice.com.mx

Con los partidos tradicionales al margen, serán grupos políticos los que contarán en esta batalla, antesala de la sucesión en el estado

 

Mara Lezama será la única presidente municipal que no irá a Fitur; Se apresta a afinar su gobierno; desaparecería la presidencia honoraria del DIF

 

Cancún, Quintana Roo (14 de enero).- La gran batalla de este año será por el Congreso local. Las 15 diputaciones de mayoría y otras 10 divididas en dos modalidades, son la recompensa que les espera en esta carrera a los diversos grupos políticos.

Se trata de una elección menos atractiva que una en donde se renueven los ayuntamientos o la gubernatura. Pero es importante porque será el prolegómeno del inicio de la carrera por la sucesión en el gobierno del estado.  Nada menos.

Y sí, decimos `grupos políticos´ porque no serán en realidad los partidos tradicionales los que impongan agenda.

Cuentan para este caso, los tres grupos políticos que se aglutinan alrededor de tres actores principales (Marybel Villegas, Luis Alegre y José Luis Pech), y el grupo que lidera el gobernador del estado, Carlos Joaquín González.

Morena, que no es para nada un partido político, tiene a todas luces bastantes oportunidades de hacerse de una buena parte de las diputaciones de mayoría relativa. Tiene la inercia ganadora del seis de julio pasado, pero también cuenta a su favor con  la vibrante expectativa que le brindan la actuación y los dichos, omnipresente y avasallante, del ahora presidente Andrés Manuel López Obrador.

Sin embargo, hay matices.
Morena no es un `monolito´.

Pasa lo mismo con el grupo del gobernador Carlos Joaquín. Aunque en una lectura simplona se diría que sus alfiles se encuentran en el nuevo partido `Confianza´, la nueva realidad es que no están allí todos los que son, ni son todos los que están.

Los aliados del gobernador se encuentran haciendo fila en otros partidos, incluso en Morena. Dispersos, remando contra el agotamiento de la oferta del `cambio´, porque los atropelló el otro `cambio´, el gobernador deberá estar construyendo más alianzas y tendiendo más puentes si aspira a un desempeño competitivo de quienes serán sus candidatos.

Como decimos arriba, los morenistas que no se deben dejar de observar en primer lugar son, desde luego, la senadora Marybel Villegas, el diputado federal Luis Alegre y el también senador, José Luis Pech.

Cada uno por su cuenta se está construyendo su respectivo proyecto político. Y en ese sentido, tejen alianzas, puentes, con diversos sectores; pero también se alejan entre sí. Más temprano que tarde van a aflorar las diferencias y la confrontación será inevitable.

A su vez, la presidente municipal de Benito Juárez, Mara Lezama, se está convirtiendo en una figura sólida en el escenario morenista y, por tanto, en el estatal.

Esto se debe a su calidad de interlocutora entre los dirigentes del movimiento, desde Yeidckol Polevnsky y con el propio Andrés Manuel López Obrador, quien le ha venido proveyendo de diversas asesorías especializadas.

Mara Lezama, no sobra decirlo, ha venido creciendo como presidente municipal. Está dedicada de lleno a su trabajo de administrar los recursos para acercar los servicios y las obras a los ciudadanos, pero al mismo tiempo se esfuerza en entender qué papel le toca jugar.

Está recibiendo presión de diversos intereses, pero está decidida a enfrentarlos, a combatirlos si es necesario, incluso a quebrarlos si se interponen a sus buenas intenciones.

Aquí un paréntesis: En los próximos días Mara Lezama dará a conocer las razones por las que no viajará a España, para participar en la Feria Internacional de Turismo (Fitur 2019), pues le espera una serie de ajustes a la estructura de gobierno municipal, que incluye la desaparición de la presidencia honoraria del DIF, en sintonía con la decisión que tomó AMLO a nivel nacional.

No sobra decir que la actual presidente honoraria del DIF de Mara Lezama es Gloria Torruco, hija del secretario de Turismo, Miguel Torruco Marqués.

Así las cosas, lo que vemos en el caso de Morena, es una batalla por el empoderamiento de varios grupos, cuya única coincidencia es que necesitan del respaldo de Mara Lezama, en el entendido de que tiene mano para proponer a los candidatos a las ocho diputaciones locales.

Y en el otro extremo, cuidando como es su estilo el de no aparecer demasiado, el gobernador empezará a mover sus fichas, para no perder el compás de la construcción de una nueva mayoría en el Congreso, con vistas a su propia sucesión. @AntonioCallejo

Un comentario

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *