Orgullosamente extraterrestre, y dignamente AMLOVER

DESTRIPACUENTOS

www.callejotv.com / www.revistavortice.com

La batalla extraterrestre y espiritual que libra AMLO contra la mafia del poder, explicada por un paisano suyo, proveniente de las Andrómedas

Cancún, Quintana Roo (08 de mayo).- Lo voy a contar como ocurrió porque me parece que en este momento es de interés público y amplio.

Y es que, si bien fue una charla `en corto´, en confianza, tampoco fue estrictamente privada y mucho menos secreta. Nunca hubo por parte de los participantes alguna restricción para no revelarla.
De hecho, desde ese momento me quedó la impresión de que la persona que nos hizo estas confidencias, tenía la intención no confesa de que se diera a conocer de forma amplia y pública. Si no ocurrió, al menos por mi parte, fue quizás por esa especie de `pudor´ extraño que se siente con los datos, si bien entretenidos, fabulosos y francamente metafísicos.

Sucedió hace unos 10 años. Héctor Ortega Contreras, a la sazón militante del Partido de la Revolución Democrática, acudió al programa radiofónico `Desde el café´, que conduce aún el maestro Jorge González Durán.
Conversamos con él el programa sobre la política del patio, seguramente de sus aspiraciones, y de la lucha que realizaba ese partido en busca de espacios en la administración pública vía los procesos electorales.

No era nada extraño recibir y entrevistar a miembros de la oposición en algún espacio en los medios públicos del Sistema Quintanarroense de Comunicación Social.

Al término del programa, en la terraza del extinto restaurante `El Ocho´, sobre la avenida Ampliación Yachilán, justo frente al Costco, nos apoltronamos en esos vastos sofás anaranjados, disfrutando de la ventisca y fumando cigarrillos y tazas de café al por mayor.

Eran pasadas las 11 de la mañana, cuando terminó la emisión radiofónica y en ese extraño horario cuando, como se dice, `para temprano es tarde y para tarde es temprano´.

Parecía una de esas sobre mesas comunes con el decano Jorge González Durán, cuyas dotes de conversador son ampliamente reconocidas.

Mientras avanzaba la charla, Héctor Ortega Contreras, quien meses más adelante se convertiría en diputado local al asumir una suplencia, empezó a soltar una serie de datos curiosos sobre el origen de Andrés Manuel López Obrador, quien si no yerro era el entonces `Presidente Legítimo de México´.
Lo cito como recuerdo:

“Algo que pocos sabemos es que Andrés Manuel es originario de la Andrómeda, una galaxia muy lejana, pero cuyos habitantes han venido a la tierra (y a esta Vía Láctea), para liberarnos de unos seres malignos”.

Nos explicó que los Andromedanos, sin importar donde viven, tienen gobierno único, y que su civilización está espiritualmente mucho más avanzada que la nuestra (la de los simples terrícolas), y miles de años más avanzada a nivel tecnológico. Aclaro, sin embargo, que “tienen un equilibrio entre la tecnología y su nivel espiritual”.

Recuerdo al maestro Jorge González entornando los ojos y mirándome de reojo para compartir, asintiendo ligeramente con la cabeza, una señal para ir más allá con la conversación.

Como si fuera una ampliación de la charla del programa. Una entrevista.

 

Y nos fuimos a fondo.

Ambos, de forma alternada, le hicimos preguntas, apuntes. Para que nos diera más información.

Nos dijo que los `andromedanos´, donde Andrés Manuel era ya desde entonces `uno destacadísimo´, utilizan la tecnología de forma que no tenga más importancia que la espiritualidad. Al contrario, justamente para enriquecer la vida y la mente de todos los que están a su alrededor.
Para hacer el bien.

“Por eso Andrés Manuel busca el bienestar, sobre todo para los más necesitados”, nos dijo.

Y la historia se puso aún más interesante.

Yo creo que fumamos una cajetilla de cigarrillos entre los tres en ese caluroso mediodía.

Sucede que, de acuerdo con el relato de nuestro generoso interlocutor, Carlos Salinas de Gortari también es un extraterrestre.

Pero éste pertenece a una raza de distinto ADN. Es `reptiliano´, nos explicó.

Entendí, al menos es lo que recuerdo por mi parte, que más allá de toda la parafernalia electoral de la que hemos sido testigos en todos estos 18 años de la larga lucha de AMLO, y que ha culminado recientemente con su entronización como presidente del país, la verdadera batalla se libra en un plano espiritual y más allá de nuestra galaxia.

Son dos fuerzas que se han medido a lo largo de los tiempos y las eras.

Los `andromedanos´, que vienen a ser los buenos de la película, por decirlo de una forma general, y los `reptilianos´, que avasallan a todos y pasan por encima de los más pobre sin ningún arrepentimiento, porque su naturaleza es hacerse del poder para someter, exprimir, exfoliar, enriquecerse y atropellar a la humanidad.

Andrés Manuel López Obrador ya es presidente, de manera que alcanzó el triunfo en esta batalla que nos describió Héctor en aquél momento.

Creo que fue el siempre agudo y no menos atingente don Jorge González Durán quien le hizo la pregunta clave a Héctor:
— ¿Y tú, Héctor, desde luego que también eres `andromedano´… extraterrestre?

La contestación contundente:
Héctor asintió con la cabeza, nos guiñó un ojo, y le dio una profunda bocanada a su cigarrillo, y enseguida un trago de café.

A partir de ese momento Héctor nos hizo, ya entrados en absoluta confianza, una amplia revelación de sus viajes astrales; de su calidad de testigo presencial en el desgajamiento del casquete polar, producto del calentamiento global.

Es lo que recuerdo.

Lo cuento ahora porque recién leí una convocatoria que invita a participar en el Instituto de Capacitación Política de Morena en Quintana Roo.
Es un organismo que, según su propia declaración de principios, “tiene como objetivo el de preparar cuadros para que dirijan el partido, ocupen cargos públicos, sean candidatos a diferentes cargos de elección popular.

Lo interesante que es Héctor Ortega Contreras es el representante en Quintana Roo de este instituto.

El es el responsable, con el amparo de un partido que gobierna el país y varios de los municipios más importantes del estado:

“De hacer este semillero ideológico, los ciudadanos que participen podrán decidir en dónde quieren participar, si como dirigentes de partido, candidatos o en la vida pública del municipio, del estado o del país; pues lo que se busca no es solo gobernar seis años, sino muchos más, todo depende de la gente”. Son sus propias palabras.

Héctor Ortega es un ejemplo de superación y de constancia.

Ha estado junto a AMLO en todo momento, siguiéndolo desde el PRD y obviamente desde la fundación de Morena.

Hoy es el responsable de la formación de la clase política que aspira a gobernar el estado y el país por largo rato. Su origen `andromedano´ lo explica todo. Al menos a mi me queda claro. @AntonioCallejo

Un comentario

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *