¿Quién manda en el PRI de Quintana Roo?

DESTRIPACUENTOS

Por Antonio Callejo

www.callejotv.com / www.revistavortice.com.mx

Cancún, Quintana Roo. – En el PRI estatal no hay ni enredos, ni marcha atrás y menos confusiones. Mucho menos aún, inocentes. Las tirantes negociaciones para designar candidatos a la presidencia municipal en Benito Juárez, Cancún, y la que ya ocurrió en Isla Mujeres, donde irán con su aliado, el PAN, a la cabeza.

Lo que ocurre es que, específicamente en Quintana Roo, el dirigente nacional, Alejandro `Alito´ Moreno, sencillamente no pinta ni da color.

Aquí el mando priísta se concentra en el grupo que conforman la líder estatal, Candy Ayuso, y el entorno del ex gobernador, Joaquín Hendricks, todos aliados del actual gobernador, Carlos Joaquín González, a quien por cierto las negociaciones, tal y como avanzan, le resultan por demás convenientes.

No es nada nuevo que este grupo del priísmo local mantiene una estrecha colaboración con el gobernador, que a final de cuentas proviene del mismo PRI, aunque hoy esté siglado por el PAN, más que por el PRD, su otrora aliado en el impulso a la guberantura que ocupa actualmente.

No está lejos en la memoria aquella ocasión, en la que apenas habiendo ganado la gubernatura, Candy Ayuso, como diputada local, hizo de bisagra perfecta cuando le dio con su ausencia en el Congreso, la posibilidad al entonces llamado `gobierno del cambio´, para construir con facilidad una mayoría en el Congreso del estado, frustrando así al PRI-Verde de esa calidad legislativa.

Se sabe que, en un principio, la candidatura a la presidencia municipal en Benito Juárez, recaería en la persona de Eduardo Mariscal, un ciudadano simpatizante de los partidos PRI y Verde, que participó como funcionario en gobiernos de esas siglas.

Luego, este grupo que encabeza Joaquín Hendricks, consiguió traer para sí la designación, y en ese ámbito evolucionan las cosas.

Allí que se entienda el por qué el PRI local atajó a Mario Castro en su intento por participar en el proceso interno, siendo que él fue parte del grupo antagónico de Carlos Joaquín, y pese a que, en sus procesos judiciales, salió librado y exonerado.

Simplemente no cabía en esta ruta de negociaciones que favorece al priísmo local, cercano al gobernador.

Carlos Joaquín no ha cambiado su estilo de aparecer lejano a las decisiones de los partidos locales, incluso los que le llevaron al poder. Al contrario, ratificó su estilo porque, a final del día, el resultado le será más conveniente, en contraste si quisiera o intentara colocar candidatos para darle una batalla frontal a Morena.

No.

Morena tiene un camino allanado en Benito Juárez, en la medida que se ha pulverizado el voto opositor.

Y lo mismo ocurrió en Isla Mujeres.

En ese municipio isleño, como señalamos en anterior entrega, el PRI local bajó las manos y no defendió los números positivos que le daban con holgura la posibilidad de designar candidato.

Y en cambio, se cedió esa designación al PAN, incrementando proporcionalmente las posibilidades de que Morena gane en esa demarcación.

El líder nacional priísta, `Alito´ Moreno, no tiene ninguna opinión aquí en Quintana Roo. 21.01.2021

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × dos =