Quieren gobernar el estado, pero lo arruinan primero

DESTRIPACUENTOS

Por Antonio Callejo

www.callejotv.com / www.revistavortice.com.mx

Marybel Villegas desde el Senado y Luis Alegre en la cámara baja, reman contra el turismo en aras de construirse una candidatura

Cancún, Quintana Roo (02 de mayo).- Marybel Villegas, la senadora de Morena, tiene la promesa de su líder de bancada, Ricardo Monreal, de que va a ser `su´ candidata a la gubernatura. Su compañero, el diputado Luis Alegre confía y trabaja en ese sentido, en que será el ungido por parte del presidente, Andrés Manuel López Obrador, y falta todavía que la líder nacional morenista, Yeidcol Polensky, deje claro a quién impulsará por su cuenta.

Y en este entretenimiento del poder, a más de tres años de la elección sucesoria, lo que verdaderamente importa no se encuentra en el centro del debate ni en el interés de los legisladores del partido que toma las principales decisiones en este país.

Los adelantados legisladores, senadores y diputados, están inmersos de tiempo completo en la construcción, al menos en términos de retórica, de una presunta campaña para alcanzar la gubernatura.

Sin embargo, ese juego de tronos está contribuyendo a ensombrecer el futuro y el desarrollo económico de Quintana Roo, pero también del país.

Y de una manera muy grave.

Quintana Roo se enfrenta a un cuarto año de emergencia ante el arribo, ya no atípico sino de temporada, de enormes cantidades de un alga denominada sargazo, que constituye un poderoso enemigo para la principal actividad económica del estado y del país.

Esa arribazón produce consecuentemente cancelaciones en las reservas hoteleras. Desvíos de grupos de turistas que deciden ir a otros destinos, en un panorama de crecimiento de otros desarrollos en otros países y de negros nubarrones para la industria turística nacional.

Esta semana, la senadora Marybel Villegas levantó la bandera del sargazo, pero únicamente para atacar al gobierno del estado, concentrada en insuflar la idea de que recursos destinados para su combate el año pasado, fueron mal utilizados.

La senadora Mayuli Martínez, secundada por su compañera Xóchitl Gálvez, consintieron en sumarse a un punto de acuerdo para transparentar los recursos que utilizó el gobierno estatal en ese sentido, pero plantearon la urgente necesidad de abordar el tema del sargazo como lo que es, una emergencia que requiere de toda la fuerza del Estado para resolverlo.

Mayuli dijo una verdad incontrovertible. A menos turistas, menos recursos para el proyecto estrella del presidente López Obrador; el Tren Maya no podría garantizar su construcción si disminuye la captación del derecho de internación de No Residentes, pues está asociado directamente a los extranjeros que visitan México.

Pero en el Senado no hay oídos para un debate que apunte a resolver problemas. Hay una visión politiquera y básica, que busca únicamente aplastar adversarios y allanarse un camino al poder.

En la Cámara de Diputados las cosas no son distintas.

Luis Alegre, morenista y presidente de la Comisión de Turismo, no tuvo el arrojo de enfrentar la avasallante pero también infame propuesta de desaparecer de un plumazo el órgano de promoción turística del país.

Marybel Villegas en el Senado y Luis Alegre en la Cámara Baja, son los aspirantes a gobernar un estado al que primero quieren arruinar.

Su visión de corto plazo revela una profunda ambición. @AntonioCallejo

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *