Será `Rafa Marín´ candidato, si crece la burbuja tabasqueña de la 4T

+ La salida de Julio Scherer manda el mensaje de que “entre tabasqueños todo es mejor”.

Por encima de perfiles eficientes, el presidente prefiere rodearse y aupar a sus paisanos, amigos, y mejor si son familiares

+ Mara Lezama tiene los mejores números en votos, una reelección histórica a su favor, es mujer de cara a la primera elección de gubernaturas de `paridad en todo´, el mejor posicionamiento en encuestas, en todos los escenarios. Pero no es tabasqueña.

Cancún, Quintana Roo. – La abrupta salida del consejero jurídico, Julio Scherer Ibarra del gabinete del presidente Andrés Manuel López Obrador, fortalece la idea de que Rafael Marín Mollinedo pudiera llegar a la final como candidato a la gubernatura de Quintana Roo.

AMLO se está quedando en la segunda mitad de su gobierno, únicamente con amigos, familiares e incondicionales. Pero, fundamentalmente, con tabasqueños.

Marín Mollinedo es, quizás el que más, goza de las verdaderas confianzas del presidente. Compañero de todas sus batallas, desde que tomaban pozol de coco y cacao en el zócalo de Macuspana, hace más de 45 años.

Fue quien le presentó a su primera esposa, quien lo acompañó en sus mocedades en la dirigencia priísta en Tabasco. Hablan el mismo idioma y pueden hacer los mejores acuerdos mientras se cenan un caldazo de pochitoque en verde.

`Rafa´ –como le llama AMLO–, aparece en el último lugar de las preferencias electorales. Sin embargo, la marca `Morena´ tiene arrastre aquí, con quien sea –se dice.

Él mismo asegura que no le interesa la gubernatura. Pero también admite que sería candidato si se lo pide su amigo, su paisano, el presidente.

Marín Mollinedo armó desde cero las bases estructurales de Morena en Quintana Roo. Los morenistas del patio lo respetan, pues reconocen su ascendencia y, sobre todo, esa relación tan íntima con el presidente.

Mara, la mejor opción, pero no habla tabasqueño

Claro que, si AMLO quisiera mantener aún ese halo de político incluyente, pero sobre todo democrático, ni duda cabe de que la candidata idónea es Mara Lezama, cuyos números y posicionamiento son muy positivos y están a la vista.

Mara logró reelegirse. Se le reconoce como un acierto el apoyo a las candidaturas de los diputados federales electos. Tiene más alianzas y menos adversarios dentro de las filas de Morena, lo cual es relevante y, por si fuera poco, sale en el primer lugar de preferencias ciudadanas en todos los sondeos, en todos los escenarios.

La reelecta presidente municipal de Benito Juárez, añade a su perfil que es mujer, lo cual es un valor específico para esta elección, que debe ser de `Paridad en todo´, como parte de un reconocimiento del escaso papel que han tenido las mujeres como gobernadoras, en la historia moderna del país.

El presidente se expresa muy bien de Mara. Lo ha hecho públicamente en varias ocasiones, incluso en defensas contundentes en `la mañanera´, cuando alguien ha tratado de usar ese espacio para lanzarle alguna invectiva.

Desde el centro del país, a Mara se le ve como una `protegida´. Como su proyecto.

Es cierto que Mara Lezama trabó una relación de trabajo importante con el consejero jurídico de la Presidencia, Julio Scherer Ibarra.

Nunca hasta ahora la presidente municipal tomó una decisión de gran calado sin `tocar base´ con Julio.

El hijo del notable periodista del mismo nombre fue el enlace efectivo y afectivo del presidente con Mara.

Quien calcula que los bonos de Mara disminuyeron por la salida de Scherer, no entiende o no quiere ver el panorama en lo general.

La relación del presidente con Mara no ha cambiado. Se va un interlocutor, pero en política los espacios se llenan. La inercia política y administrativa siguen su curso.

Y el presidente sigue allí. Inmutable.

Entre tabasqueños

Y precisamente observando esa inmutabilidad del presidente, salta a la vista esa a minusvalorar perfiles eficientes, para sustituirlos por incondicionales. De preferencia tabasqueños, como el caso de su concuño el nuevo secretario de Gobernación, Adán Augusto López Hernández, quien sustituyó a la primera mujer en ocupar ese cargo, Olga Sánchez Cordero.

Todo entre paisanos.

Hay que recordar quiénes se han ido y quiénes se han empoderado en esta `burbuja´ en que se está convirtiendo la 4T.

El primero en irse fue el secretario de Hacienda, Carlos Urzúa. Fue un rompimiento brutal, pues el ex funcionario exhibió las diferencias y criticó con dureza el proyecto económico del presidente. Cuando apenas iniciaba. Llegó allí un incondicional, Arturo Herrera, reconocido porque no sabe decir no a ninguna idea de AMLO.

Y en los cargos de primera importancia, de más confianza, está lo que se llama ya `EL Grupo Tabasco´.

Veamos:

Son oriundos de ese estado que es `Un Edén´:

Javier May Rodríguez, secretario del Bienestar; Octavio Romero, director de Pemex; Audomaro Martínez, director del CNI (antes Cisen); Juan Antonio Ferrer, director del Insabi; Carlos Ruiz Abreu, director del Archivo General de la Nación; Marcos Herrera Alamina, director de Administración y Servicios de Pemex; Rosalinda López Hernández, administradora de la Auditoría Fiscal de la Federación del SAT y por si fuer poco, hermana del nuevo titular de Gobernación; Humberto Hernández Haddad, subsecretario en Sectur; Oscar Rosado, titular de Condusef; Agustín Rodríguez López.

Y desde luego, Rafael Marín Mollinedo, quien es el encargado del proyecto del Corredor Interoceánico.

Los otros aspirantes:
Después de Mara Lezama y Rafael Marín, entre los aspirantes de Morena a la candidatura al gobierno del estado, se debe decir que la que cada vez tiene menos posibilidades es Marybel Villegas, la misma que celebró con un `tuit´ la salida de Julio Scherer, como si eso le diera más oportunidades.

La realidad es que Villegas está muy fuera del radar de Morena, tanto del presidente como de su cúpula, y no le queda más camino que intentar ser candidata por otras siglas, y hacer lo que sigue haciendo, que es tratar de minar las oportunidades de Mara Lezama.

No le cayó bien que AMLO eligiera a Olga Sánchez para presidir el Senado, y por eso tardó más de 24 horas en felicitarla.

Trata de engañar por enésima vez a algunos incautos que aún creen que tiene posibilidades. Le creyeron que sería candidata a la presidencia municipal, luego que llegaría a la Mesa Directiva del Senado y no caen en cuenta.

Por otra parte, José Luis Pech, senador y Luis Alegre, representante del Tren Maya, saben que en política no hay nada escrito. Siempre cabe la posibilidad de que ocurra algo que cambie el curso y las circunstancias.

Por eso sigue trabajando y aprovechando la exposición y vigencia que les dan sus cargos.

Pero por el momento, el más reciente escenario se ve así:

Será `Rafa´ Marín candidato, si persiste el presidente en quedarse solo y empoderar a su grupo de paisanos, amigos y familiares. Ya no será una fiesta democrática su gobierno, sino un sábado de peje lagarto asado con los cuates.

Lo que le convenga a AMLO

O bien, se mantiene la inercia que llevaría a Mara Lezama de la antesala donde se encuentra por méritos propios, a la candidatura, para hacer historia como la primera mujer en ocupar el gobierno del estado.

Pasará lo que le convenga más al presidente.

Porque AMLO ni cambia. @AntonioCallejo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

6 + cinco =