Un sexenio completo dedicado a perseguir ex funcionarios

DESTRIPACUENTOS

Por Antonio Callejo

www.callejotv.com / www.revistavortice.com.mx / www.multiversidadqroo.com

Necesario entender que en el Nuevo Sistema Penal Acusatorio, la tendencia es que los acusados enfrenten en libertad los procesos

 

La obligada persecución no debe opacar el avance cotidiano de la gestión del Gobierno del Cambio. Estrategia de comunicación en dos sentidos

 

Juan Vergara, precandidato a diputado federal, bien podría ser el candidato a la Presidencia Municipal por el PRD. Emiliano no prende


`Confianza por Quintana Roo´, a un paso de convertirse en partido político. Sus miembros son `joaquinistas´ puros

 

Cancún, Quintana Roo (30 de enero).- Para todos los que esperan con urgencia la captura de los restantes 74 ex funcionarios imputados por la Fiscalía General del Estado, les sugerimos que tomen asiento porque esto va para largo. Para muy largo.

Y otra recomendación, que no se amarguen por la eventualidad de que algunos consigan obtener su libertad bajo fianza. Porque ha quedado en evidencia que incluso algunos comunicadores no se han echado un clavado para entender el Nuevo Sistema Penal Acusatorio, donde la tendencia es, precisamente, que los acusados enfrenten en libertad sus procesos penales, hasta la sentencia definitiva.
Con matemáticas simples

Pero vamos por partes, con matemáticas de apoyo:

El sexenio tiene 2 mil 191 días (serían 2 mil 190 pero 2020 será bisiesto), de los cuales han transcurrido 520. Si asumimos que van 10 detenidos, el promedio efectivo de aprehensiones es de uno por cada 52 días. Luego entonces, a este paso lo que falta del sexenio alcanzará para detener a 49.8 ex servidores públicos, que son apenas ligeramente más de la mitad de los que están incluidos en las poco más de 20 carpetas de investigación.

Se entiende, por lo que se sabe, que la FGE a cargo del Mtro. Miguel Ángel Pech Cen, está en un proceso de aumentar, mejorar y capacitar la plantilla de agentes ministeriales, así como de incrementar el área de peritos y otras herramientas de investigación. Eso reducirá, eventualmente, el tiempo entre aprehensión y aprehensión.

La primera conclusión es que los ciudadanos, el propio gobierno y los medios de comunicación, tenemos que estar consientes de que todo el sexenio, cada uno de sus cinco años restantes, cada uno de sus 60 meses por transcurrir, son susceptibles de contener noticias relacionadas con esta gran batida anti-corrupción que emprendió el gobierno de Carlos Joaquín.

No habrá de pasar un día, así lo confirman los números, sin que sea necesario dar a conocer alguna información relacionada con los procesos penales que afrontarán estos imputados, desde su captura.

Así ha sido desde que arrancó la administración, que contabiliza esa decena de imputados detenidos, incluyendo al ex gobernador Roberto Borge, y figuras de alto perfil, como Mauricio Góngora, ex candidato a la gubernatura, o Gabriel Mendicutti, ex secretario de Gobierno.

El monto sustraído, de acuerdo con las miles de fojas que conforman esas carpetas de investigación, supera los 11 mil millones de pesos. Una fabulosa fortuna, en más de una intrincada y compleja trama de transferencias, ocultamientos, sustracciones llanas y groseras, entre muchos otros vericuetos que están siendo desentrañados por la autoridad investigadora.

Así que nadie debe pensar que esto va a durar poco tiempo.
En todo caso, el gobierno que encabeza Carlos Joaquín tiene una pista de más de una pista para abordar su estrategia de comunicación.

La primera es que se brinde, en este caso a través de la FGE en primer lugar, la información puntual sobre el avance de las investigaciones, de cada fase de cada uno de los procesos individuales, para que la ciudadanía esté enterada y satisfecha de que se están haciendo las cosas bien, con la estrategia y la ruta correctas.

Y al propio tiempo, posicionar la información del avance que registra su gestión en cada una de las áreas del gobierno.

Para que la batida, que se antoja interminable en cinco años, no opaque ni ocupe el lugar que debe tener el notorio encauzamiento de sus esfuerzos en las metas de su Plan de Gobierno.

Porque no sería justo reducir conceptualmente la gestión de todo el sexenio a la captura de estos malos funcionarios.

 

Algunos aldrán libres, y eso no debe escandalizar a nadie

Está claro que los medios de comunicación, los comunicadores locales (la mayoría, porque hay excepciones claramente), no estamos enviando mensajes claros en el procesamiento de la información que se desprende de la actuación de la FGE, en el caso específico de estos ex miembros de los gobiernos estatal y municipales que son capturados y/o perseguidos.

Y esa es la razón por la cual vemos sorprendida a la ciudadanía cuando, eventualmente, queda libre bajo caución alguno de los procesados, o bien cuando al acogerse a un `proceso abreviado´, paga un resarcimiento que es juzgado subjetivamente, sin tener a la luz el Código de Procedimientos Penales y el detalle fino de la confrontación de la FGE y los abogados defensores.

Para ir aclarando las cosas:

La tendencia del Nuevo Sistema Penal Acusatorio es que la mayoría (y aquí enfatizo: LA MAYORÍA), de los imputados, enfrenten sus procesos en libertad. Hay que recordar que la premisa que recupera este episodio novedoso de la impartición de la justicia, es (hago énfasis con mayúsculas) LA PRESUNCIÓN DE INOCENCIA.

El NSPA contiene un variado abanico de herramientas para evitar que los imputados se den a la fuga: caución económica, aseguramiento de bienes, prisión domiciliaria, prisión nocturna, retiro de documentos de viaje, brazalete de geo-localización, entre otras.

De hecho, la prisión se impone a criterio del juez, cuando éste resuelve que es absolutamente necesario, por alguna evidencia de que el acusado podría darse a la fuga. Y en la mayor parte de los casos actuales, el ingrediente de la notoriedad pública también influye en el ánimo de los jueces, que obviamente temen el señalamiento público, justamente porque la ciudadanía aún no está habituada al cambio abismal de administración de justicia con el pasado inmediato.

La conclusión hasta aquí es que el gobierno, a través de la FGE, tendría la necesidad de posicionar entre los medios de comunicación y, por consecuentemente con ello, a los ciudadanos, de que el NSPA es un contexto completamente distinto, que si bien ayudará a imponer las penas correspondientes y convenientes, también abre esas posibilidades a los imputados de alcanzar la libertad, siempre que cumplan con las cauciones, la portación del brazalete, la entrega de pasaportes, entre las otras opciones mencionadas, y las no mencionadas.

La otra es que, como señalamos líneas arriba, este sexenio estará enteramente dedicado a la persecución y procesamiento de ese enorme paquete de ex funcionarios señalados por sus desempeños irregulares. Otra vez por si no quedó claro: TODO EL SEXENIO.

 

Juan Vergara, avanza convenciendo al Consejo del PRD

El ex secretario de Finanzas y Planeación, Juan Vergara Fernández, consiguió trabar una excelente relación de trabajo con Emiliano Ramos Hernández, siendo éste presidente de la Comisión de Hacienda del Congreso, y quien por su cuenta está buscando convertirse en candidato a la presidencia municipal en Benito Juárez, en la alianza PRD-PAN.

Vergara Fernández está entrando como `cuchillo en mantequilla´, con una recepción evidentemente cálida entre los consejeros perredistas, a quienes busca convencer para finalmente ser postulado por la Diputación Federal del Distrito 03.

Sin embargo, para nadie, dentro o fuera del PRD, es desconocido que el `cachorro´ del `clan Ramos´ no cuenta con buenos números a su favor en las encuestas de posicionamiento. Y eso preocupa a los perredistas, y obviamente también a los panistas.

La elección por la presidencia municipal se antoja harto competida en tanto que Remberto Estrada, quien busca la reelección, tiene en su favor una estructura partidista bastante leal, que representa un voto duro de quebrar.

Y también hay que añadir el casi hecho de que la comunicadora, Mara Lezama, postulada por Morena, tendría un muy buen desempeño en las urnas, tomando en cuenta el `paraguas´  que representa Andrés Manuel López Obrador en la boleta.

En este escenario Ramos Hernández luce disminuido.

No sería mala idea que Vergara fuera finalmente el candidato a la presidencia municipal por el frente PRD-PAN, y que su lugar en la eventual postulación por la diputación federal la tomara Ramos Hernández, quien ya ocupó ese encargo en el Congreso de la Unión.

Pero bueno, es sólo una idea que quizás ni sea considerada en el seno del partido del sol azteca, donde los `clanes´ pelean sin piedad por sus posiciones y candidaturas.

 

A punto de nacer `Confianza por Quintana Roo´

Los representantes legítimos de esta organización, con vistas a convertirse en partido político e identificado como aliado del gobernador, Bárbara Ruiz y Alfredo Caamal, acudieron ala sede del Ieqroo, para formalizar la solicitud para alcanzar esa categoría, que le permitirá presentarse en las elecciones intermedias de 2019, para renovar el Congreso local.

La petición de formalización de partido político “Confianza por Quintana Roo” está sustentada con la entrega de las listas con alrededor de 20 mil afiliados en el estado; la Declaración de principios, Programa de Acción y Estatutos; las actas de las asambleas celebradas en los distritos electorales y de la asamblea local constitutiva; comprobante de institución bancaria, número de cuenta y clave interbancaria asignada a nombre de la organización; lista de asistencia de los delegados, entre otros documentos que estipula la autoridad electoral. @AntonioCallejo

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *