Tajamar: Al final, siempre es un tema de dinero

DESTRIPACUENTOS

Por Antonio Callejo

www.callejotv.com / www.revistavortice.com.mx / www.multiversidadqroo.com

Esta es la historia del malecón que no puede disfrutar los cancunenses. Donde Katerine Ender busca ser `indemnizada´ por `cuidar´ ese parque. Y el caso Marinsa, cuyos barcos petroleros usados entre Cancún e Isla Mujeres, amenazan a los corales y las demás especies marinas

Cancún, Quintana Roo (27 de agosto).- En la más reciente cruzada relacionada con Malecón Tajamar, es necesario seguir la ruta del dinero. Los predios de ese desarrollo se encuentran en un litigio debido a que, en el entretanto de su compra y desarrollo, se legisló la protección del mangle. Los compradores se quedaron con jardines de manglar y con las intenciones frustradas de construir lo que fuera. Y la `guardiana´ Katerine Ender se erigió como la única persona que puede decidir quién entra y cómo entra para disfrutar ese parque, pero en el fondo su batalla legal aspira también a ser indemnizada por el gobierno federal por `proteger, cuidar y dar mantenimiento´.

Gerardo Solís Barreto, quien originalmente perteneció al mismo grupo de Katerine Ender, reveló en su reciente intento por abrir Malecón Tajamar a todo el público, que su ex compañera de lucha mantiene esa batalla legal en espera de obtener recursos para `compensar´ su tiempo y trabajo.

Hoy, en un escenario en el que ninguna autoridad federal, estatal o municipal aparece con la intención de clarificar el enredo, dos grupos de ciudadanos libran una confrontación en la que se están inyectando versiones muy alejadas de la realidad. Falsas, pues.

Malecón Cancún, que fue su nombre original, formó parte de un paquete de dos `megaproyectos´ (así se llamaron), en el proyecto primigenio del Centro Integralmente Planeado (CIP), del Fonatur.

La intención de ambos proyectos fue la de dotar de áreas de amortización urbana a una ciudad que dividió deliberadamente, en su planeación, a la zona turística y la zona urbana. Hoy ese confinamiento es causa probada de diversos problemas sociales, incluso la inseguridad, pues los cancunenses tienen restringidas oportunidades de disfrutar del paisaje natural, específicamente de sus playas y lagunas.

De hecho, hubo varios intentos por iniciar esos mega proyectos, pero en el camino se atravesaron crisis económicas, tanto nacionales como internacionales. Puerto Cancú  fue adquirido primero por un grupo italiano, que abdicó y dejó en suspenso las obras por largo rato, hasta que el norteamericano Michael Kelly lo asumió, con una historia atropellada en la que acabó en la cárcel (donde murió). La mayoría de los predios fueron adquiridos por grupos españoles que, igualmente, cesaron a la mitad los trabajos por un escándalo de fraudes a cajas de ahorro, aunque finalmente destrabaron en su mayoría.

En el caso de Malecón Cancún o Malecón Tajamar, el primer grupo que asumió los trabajos de urbanización fue local. Se trató de Construcciones Latinas, del yucateco Manuel `Chino´ Castro. Pasó lo mismo. La crisis devaluatoria de 1994 le obligó a detener los trabajos. Un intento más a cargo del también yucateco Emilio Díaz Castellanos de Grupo Dicas, continuó la construcción de infraestructura más adelante.

Ambos desarrollos incluían, en su proyecto original, áreas comerciales, residencias y una infraestructura urbana de primera.

El caso de Malecón resolvía el añejo dilema de que el destino turístico de playa más importante del país, carecía de un malecón público para el disfrute de sus habitantes.

En ese entretanto, durante el sexenio de Felipe Calderón, se determinó proteger al mangle por la amenaza de su extinción.

Cuando los compradores de predios del Malecón intentaron construir, lo hicieron abruptamente, sin un plan de rescate de especies, y eso detonó la entendible ira ciudadana y una exacerbada respuesta.

El problema explotó a nivel nacional e  internacional. Y en medio de procesos electorales, las autoridades dieron marcha atrás. No apoyaron a los adquirentes.

Katerine Ender asumió la representación social, colocó barricadas para impedir el acceso de vehículos y desde entonces administra el lugar a su arbitrio. Interpreta las resoluciones a su antojo.

El punto es que ahora específicamente el malecón y las vialidades para acceder a su disfrute, están desolados. Los cancunenses no tienen áreas de estacionamiento ni posibilidad de disfrutarlo. Doña Ender colocó barricadas y chatarra en los accesos de todas las vialidades, aunque sí permite “personas caminando y motos… carros no”.

Las personas de la tercera edad, niños, padres con carriolas y menos discapacitados puede acceder con la facilidad que requieren.

La presidenta municipal, Mara Lezama, asumió el problema y ofreció que en su administración hará respetar el `derecho de vía´. Claramente ha dicho en varios foros que el diferendo legal de los inversionistas está en la jurisdicción de los jueces respectivos. Pero las vialidades se tienen que abrir.

Y también se sabe, de acuerdo con la explicación de Gerardo Solís Barreto, que doña Katerine tiene el objetivo claro de obtener una cantidad de recursos de su litigio ambiental.

 

El caso Marinsa, que mata a las poblaciones de coral

Recientemente informamos en este espacio que la empresa Marinsa SA de CV, habilitó las mismas embarcaciones con las que surca los océanos de todo el mundo llevando carga pesada -combustibles principalmente-, para iniciar operaciones desde diciembre en la ruta de pasajeros Cancún-Isla Mujeres-Cancún. Pero esas naves y sus motores generan un potente ruido y vibraciones, perceptibles al oído humano en varios kilómetros a la redonda. Extrañamente, cuenta con todos los permisos de la SCT y de la Marina Mercante.

Sin embargo, hoy se advierte que esas vibraciones tan potentes, también tienen un efecto negativo en la fauna marina.

La bióloga marina Patricia Pérez, advirtió que hay conocimiento científico que demuestra la grave afectación que genera el ruido en especies como los corales, cuyo crecimiento y reproducción se altera, incluso hasta propiciar la muerte de esos organismos.

Citó el trabajo del ingeniero y biólogo francés Michel André, especialista en el tema:

“Los grandes buques de carga internacional, los superpetroleros y los barcos de crucero turísticos, están las 24 horas en constante movimiento, produciendo ruidos con sus motores, hélices, generadores y resto de maquinaria. La mayoría de estos ruidos dominan rangos de frecuencia de entre 20 y 300Hz, el mismo rango utilizado por muchas especies de ballenas para comunicarse. Esto dificulta su comunicación y el distinguir los ruidos naturales con los mecánicos, provocando accidentes como colisiones contra las naves, una de las principales causas de muertes de ballenas en el mundo”.

“Nos hemos dado cuenta de que lo que está en riesgo es la supervivencia de todo el ecosistema. Antes pensábamos que los únicos animales que podían sufrir esta contaminación acústica eran los que utilizan el sonido para su vida diaria, pues es como su visión en el mar. Pero desde hace unos cinco años sabemos que, además de a los cetáceos, afecta a miles de especies de invertebrados. Calamares, sepias… sólo nos importan cuando las tenemos en el plato. Pero aunque no tienen oído, estas especies cuentan con órganos sensoriales que les permiten estar en equilibrio en la columna de agua. Esos órganos tienen una estructura celular muy similar a la que encontramos en los mamíferos y en las aves, y cuando se exponen al ruido, experimentan traumas acústicos comparables a los de esos otros animales”, explica André, que compara el impacto con el que sufren los fumadores pasivos.

“El ruido impide que esas especies de invertebrados puedan alimentarse, así que no se reproducen y mueren”. @AntonioCallejo

Un comentario

  1. Siempre que los ciudadanos tomaron una iniciativa para cuidar o resolver problemas ambientales, catastrofes o riesgos de salud, la iniciativa fue retomada y usada para crear mas insituciones, quitando la fuerza y organizacion a la sociedad, vease terremoto 1995, deforestacion, elecciones; convertidas en instituciones con designacion arbitraria y control.. PROFEPA, INE, PROTECCION CIVIL..Como recuperamos el interés y como apoyamos como sociedad esas causas, sin manipulacion se gobernantes ???

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *