El ubicuo Partido Verde que revive con AMLO

DESTRIPACUENTOS

Por Antonio Callejo

www.callejotv.com / www.revistavortice.com.mx / www.multiversidadqroo.com

Manuel Velasco, enlace con AMLO, será senador; Jorge Emilio `El niño verde´, diputado federal y alguna posición le tocaría a Remberto Estrada, pues no está solo

 

Miguel Ramón no debe priorizar sus desencuentros personales con miembros del gobierno para calificar a Carlos Joaquín

 

Cancún, Quintana Roo (24 de julio).- Comenten un grave error de apreciación quienes ven en la derrota del PRI la caída consecuente del Partido Verde y sus principales figuras. Al contrario, desde el seno del que será el nuevo gobierno federal y también desde la emersión de Morena como el poderoso partido gobernante, los principales cuadros del verde-ecologista tienen una nueva oportunidad de despegue.

Incluido Remberto Estrada Barba.

Y es que el ahora llamado `tsunami´ morenista que avasalló en las elecciones del uno de julio pasado, tiende a ser visto en los análisis como si hubieran quedado borradas las oportunidades de otros partidos, como el PRI y el Verde, principalmente.

Pero no es así.

Si algo se le da a los políticos que administran este partido, es la supervivencia. Y no en términos marginales. Al contrario, tienen la sagacidad para colarse desde arriba. Y están en el ánimo del partido ganador y del propio presidente electo, de manera que no se puede decir que están borrados del mapa.

De forma por demás habilidosa, el Partido Verde se fue acercando a AMLO y a su Morena, en un romance que se fue tejiendo en el vecino estado de Chiapas.

Por eso no es extraño que Manuel Velasco Coello haya sido el primero gobernador en reunirse con Andrés Manuel López Obrador ya como virtual presidente electo, y menos raro aún que fungiera como anfitrión en el encuentro del tabasqueño con  gobernadores miembros de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago).

En el año 2000, el Partido Verde, aun dirigido por su fundador Jorge González Torres (papá del `Niño verde), unió a su organismo político con el PAN, para llevar a la presidencia a Vicente Fox Quesada en la coalición que se llamó, curiosamente, “Alianza por el Cambio”.

Ocurrió que el Verde rompió con Fox y emprendió una muy llamativa campaña propagandística que le permitió crecer en varios puntos del país. Promovió, sin efectos legales pero sí en el imaginario, la pena de muerte a secuestradores; además del circo sin animales y medicamentos gratuitos.

Su crecimiento le colocó en el cuarto lugar de preferencias electorales y se convirtió nuevamente en atractivo para las alianzas.

Aliado con el PRI establecieron la coalición llamada: “Compromiso por México”, y co-gobernaron no sólo en el gobierno federal, sino en entidades federativas, entre las que sobresalió Chiapas, por que allí el Verde era la `cabeza´ de la relación política-electoral.

En Chiapas, el Partido Verde rompió en la víspera los acuerdos con el PRI, decidió postular candidato sin el respaldo del tricolor, y por otra parte emprendió un deslizamiento de cuadros políticos hacia el Morena de López Obrador.

Desde el primer trimestre de 2018, tres meses antes de las elecciones, conocidos dirigentes verdes en Chiapas concretaron su traspaso a Morena.

El partido de AMLO recibió a los disidentes chiapanecos del Partido Verde Ecologista de México (PVEM). Nombró candidatos al Senado al ex dirigente estatal de ese partido, Eduardo Ramírez Aguilar; y a la ex diputada federal, Sasil de León Villar, ambos amigos cercanos del gobernador Manuel Velasco Coello.

El primo del agobernador, Juan Salvador Camacho, contendiió por una diputación local también por Morena. Manuel Velasco, quien llegó al cargo en 2012 a través de la alianza PRI-PVEM, anunció el pasado jueves su declinación a una candidatura plurinominal por el Partido Verde al Senado. Aunque posteriormente se dio a conocer que sería candidato plurinominal para sustituir a Jesús Sesma, para finalmente llegar al Senado en la siguiente Legislatura.

En este proceso, pactó con Julio Scherer Ibarra, representante de Andrés Manuel López Obrador –ya candidato presidencial- en esta región, las dos candidaturas al Senado que le corresponden a Chiapas. El acuerdo incluyó a Sasil de Léon Villar, ex diputada federal por el Partido Verde y ex delegada de PROSPERA.

 

En Cancún, Remberto Estrada cumplió con su parte

Quienes consideran acabada la carrera política del joven Remberto Estrada, cometen ese mismo error de apreciación que comentamos al principio.

El dirigente nacional de este partido, Jorge Emilio González Martínez, será como se sabe diputado federal por Quintana Roo, a donde llega por la vía plurinominal.

Remberto Estrada pertenece a este grupo muy cerrado en el que se encuentran Jorge Emilio y el aparente nuevo líder moral verde, Manuel Velasco, todos como se ve, ahora dentro del regazo de Morena y el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador.

El deslizamiento del Partido Verde hacia Morena no fue ni siquiera tan sutil.

Operado efectivamente desde Chiapas, el acuerdo fue nacional y evidente.

No se debe perder de vista a Remberto Estrada, pues podría ya contar con una excelente posición para continuar con su carrera política, que incluye la dirigencia estatal, una regiduría, una diputación local, diputado federal y presidente municipal.

 

Miguel Ramón perdió ante una oleada morenista que no entendió

El ex jefe del despacho del gobernador, Miguel Ramón Martín, se equivoca cuando afirma que perdió por la presunta calificación que recibió en las urnas el gobierno del estado, al que perteneció y en donde generosamente le hicieron un cargo a la medida. Perdió por esa suma de agravios que recibió la ciudadanía de parte del gobierno de Enrique Peña Nieto, y que se tradujo en una oleada de votos a favor del partido del candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador. La prueba rotunda es que su contendiente en Morena, Adriana Teisser, ni siquiera hizo una campaña intensiva para ganar rotundamente. @AntonioCallejo

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *