Una obesa secretaría de Turismo mira a Chetumal

DESTRIPACUENTOS

Por Antonio Callejo

www.callejotv.com / www.revistavortice.com.mx / www.multiversidaqroo.com

Con un presupuesto de tres mil millones de pesos, casi la mitad fue para sueldos y la sexta parte para promoción de los destinos del país

 

Casi lista la `ciudad militar´ en Cancún; llegarán más de tres mil efectivos para sumarse a tareas de prevención y reacción

 

Cancún, Quintana Roo (29 de julio).- La Secretaría de Turismo tiene tres mil empleados, además de otros mil 200 que pertenecen a la corporación Ángeles Verdes. Está conformada por tres Subsecretarías (Operación Turística; Planeación Turística e Innovación y Calidad). También tiene un

Centro de Estudios Superiores de Turismo y es cabeza rectora en el caso del Consejo de Promoción Turística de México, el Fondo Nacional de Fomento al Turismo, que a su vez tiene una empresa paraestatal denominada Baja Mantenimiento y Operaciones (BMO).

Si somos realistas, esa cifra es un montón de empleados.

Porque, ¿qué hace la Sectur?

Ya pasaron muchos años desde que esta dependencia perdió todas las facultades normativas que tuvo en sus inicios, allá en tiempos de Luis Echeverría Álvarez.

Durante un periodo que quedó en la historia, esa dependencia supervisaba, fiscalizaba e incluso multaba a empresas de servicios turísticos. Fijaba y controlaba tarifas de hoteles, a los cuales les asignaba categorías (con estrellas).

Felipe Calderón Hinojosa propuso desaparecer la Sectur precisamente porque muchas de sus funciones dependían de otras Secretarías, tales como SCT, SHCP, Profeco, entre otras.

Hoy su función más notoria es la de asignar denominaciones de `Pueblo mágico´ o `Pueblo con encanto´, pues ayuda a esas localidades a recibir apoyos presupuestales, que vienen de la SHCP.

¿Y qué más?

Ni siquiera cuenta con un instituto de investigaciones turísticas. Por eso se apoya con instituciones académicas para contar con información del sector, pero no la produce directamente.

Cuando escuchamos que la Sectur tiene cuatro mil 200 empleados, la verdad es que suena a un aparato obeso,

Hasta ahora es un misterio total en qué términos se realizará la anunciada mudanza de esta Secretaría de Turismo a la ciudad de Chetumal. Si acaso serán el total de los empleados, o bien una parte, o únicamente sus mandos directivos.

Es un debate al que nos introdujo Andrés Manuel López Obrador, el presidente electo, que francamente está muy lejos de representar un ahorro, de acuerdo con el discurso republicano, frugal y austero que recorre todos sus anuncios.

La movilización de empleados tiene que pasar por un acuerdo con el Sindicato de Trabajadores de la Secretaría de Turismo, que obviamente exigirá bonificaciones, vivienda y garantías para las familias.

La intención manifiesta es que la presencia de estas secretarías desconcentradas hacia los estados, se convierta en palancas de apoyo al desarrollo de las regiones. Eso es distinto a ahorrar.

El presupuesto de egresos para este 2018 fue de tres mil millones 916 mil 225 pesos. Ligeramente más que el 2017, cuando fue de tres mil millones 497 mil pesos.

Como pasa en prácticamente todas las dependencias, más del 40 por ciento de esos recursos son para los sueldos de los empleados y el resto para su corrida de gastos operativos.

De acuerdo con datos oficiales, el gasto para promoción turística del país fue de 568 millones 919 mil pesos.

Es decir, apenas se destinó la sexta parte del total de su presupuesto a la promoción de México y sus destinos turísticos.

Es similar a la cantidad que se destinó para el mantenimiento de la infraestructura turística de los Centros Integralmente Planeados (CIP´s), que fue de 543 millones de pesos.

En el rubro denominado “Planeación y conducción de la política de turismo”,

que se refiere a “contribuir a transformar el sector turístico para aprovechar su potencial mediante políticas públicas acordes con la Política Nacional Turística; es decir, programas y estrategias, instrumentos de planeación, información estadística, herramientas de política turística, evaluaciones, actualización de los contenidos del Atlas Turístico de México, entre otros”, se destinaron este año 255 millones 383 mil 410 pesos.

Como se ve, la Sectur es una dependencia que tiene un enorme presupuesto dedicado sobre todo a pagar la nómina, y a “planear”, allá en la Ciudad de México.

Sin embargo, seguimos atorados en la discusión de cómo hacer que coincidan todas las demás dependencias del Estado mexicano en el único objetivo de impulsar el desarrollo turístico del país.

Habrá que ver si en esta iniciativa de traer a la Sectur a Chetumal vendrá todo este enorme aparato burocrático, o si es oportuno valorar si es tan necesario conservar a todos esos empleados para una dependencia que francamente da escasos resultados.

 

En octubre estará lista la `ciudad militar´

En una de las acciones más importantes en materia de seguridad, el gobierno del estado, en colaboración con la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), afina los últimos detalles de la llamada `ciudad militar´, cuyo objetivo será el de dar espacios de vivienda y todos los servicios a unos tres mil efectivos, que se sumarán a las tareas de prevención y reacción para el estado e, incluso, para la región.

Este desarrollo integral se emplaza en el `Ramal Norte´ de la Zona Continental de Isla Mujeres, colindante con Benito Juárez.

Ha requerido una inversión de más de mil millones de pesos; cuenta con una vasta zona habitacional, con servicios de infraestructura urbana, áreas de esparcimiento, zonas comerciales y un cuartel para la Décima Brigada de la Policía Militar. @AntonioCallejo

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *