Alertan por riesgo en ecosistemas y vestigios arqueológicos en Tulum ante nuevo ordenamiento urbano

Cancún.- Selvas, manglares y ríos subterráneos de Tulum, así como los vestigios arqueológicos diseminados bajo sus cavernas, se encuentran en alto riesgo a partir de la entrada en vigor de un instrumento de política ambiental y planeación urbana local, que invade competencias federales y genera incertidumbre jurídica para quienes deseen construir en la zona, denunciaron hoy grupos ambientalistas y consultores.

La nota de El Universal.com.mx documenta que se se trata del Programa Municipal de Ordenamiento Territorial, Ecológico y de Desarrollo Urbano Sustentable (Pmotedust), que fusiona las competencias y funciones del Programa de Ordenamiento Ecológico Local (POEL) con el Programa Municipal de Desarrollo Urbano, sustituyéndolos para dar pie a un solo instrumento híbrido.

Los POELs son instrumentos de política ambiental que determinan las zonas de aprovechamiento, conservación y protección del territorio municipal, a través de Unidades de Gestión Ambiental (UGAs), como se define a las porciones de terreno que comparten mismos recursos naturales.

El Ordenamiento Ecológico Local busca evitar el desarrollo de actividades urbanas, turísticas, agropecuarias y de otra índole, así como de obras incompatibles con los ecosistemas. Para ello se plasma qué ecosistemas existen, en dónde están, de qué tipo son, su cantidad y fragilidad.

Los Programas Municipales de Desarrollo Urbano definen el crecimiento de un municipio, con base en parámetros urbanos como usos del suelo, densidades, límites de construcción, de niveles o alturas de edificios, zonificación de actividades, entre otros. Estos instrumentos dirigen el crecimiento urbano.

EL ORIGEN DEL PRÓXIMO “CAOS”: OCAMPO ARJONA

La nueva figura local conjuga ambos instrumentos, pero no está contemplada en la Ley General de Asentamientos Humanos. Fue creada al homologar la Ley Estatal de Asentamientos por la LXV Legislatura en agosto de 2018, pese a la inicial oposición de Colegios de Biólogos, Arquitectos e Ingenieros, explica el consultor Alfonso Ocampo.

En entrevista, afirmó que el “Frankenstein urbano-ambiental” -como él lo bautizó hace tres años- violenta la Ley General del Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente (LGEEPA) y su Reglamento, por lo cual la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), notificó a las dependencias del sector en Quintana Roo, que no participaría en su elaboración y el instrumento sería desconocido.

Pese a ello, el proceso para su formulación y elaboración continúo en varios municipios, bajo la presión de la Secretaria de Desarrollo Territorial Urbano y Sustentable (Sedetus), y la sumisión de la Secretaría de Ecología y Medio Ambiente (SEMA), relata.

El gobierno de Tulum fue el primero en publicar el nuevo instrumento en el Periódico Oficial del estado, el pasado 31 de marzo, con el aval del gobierno del estado, lo que ha detonado la indignación de grupos ambientales y de cuerpos colegiados.

EN RIESGO ECOSISTEMAS Y PATRIMONIO ARQUEOLÓGICO

Ocampo Arjona, quien asesora a los Colegios de Ingenieros y Arquitectos, indica que esta figura híbrida se torna grave, no sólo por el proceso que siguió para crearse, sino por sus consecuencias a nivel ambiental y jurídico.

El nuevo instrumento -explica- desaparece las políticas de conservación y protección ambiental del POEL, por lo cual densifica zonas en donde se encuentran los ríos subterráneos más grandes del mundo y cavernas que alojan vestigios paleontológicos y fósiles de megafauna de alto valor arqueológico descubiertos, y aún sin descubrir.

Densificar significa que le asigna densidad, es decir, que se puede construir desde viviendas y fraccionamientos enteros, hasta uno o más hoteles sobre esas zonas.

“Además recientemente se denunció que, con base en este instrumento híbrido se está permitiendo la apertura de caminos para conectar el centro con la zona costera, sobre manglares, lo cual está prohibido”, subrayó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis + dieciseis =