El Tren Maya implementa lo mejor de la ingeniería en cada paso de la obra

En el tramo 2 se realizará trabajo de pedraplén para dotar de mayor estabilidad.

El proceso constructivo incluirá cinco etapas.

Ciudad de México.- El proyecto Tren Maya se adapta con ingeniería a las características físicas de cada lugar en la ruta, es por ello que en el Tramo 2 que corresponde de Escárcega a Calkiní, en el estado de Campeche, se realizan trabajos para la construcción del pedraplén, que es una de las capas que conforma la plataforma ferroviaria, y que además se utiliza para dotar de mayor estabilidad el desplante de los terraplenes.

El proceso constructivo incluye las siguientes etapas principales:

Preparación de la superficie de asiento del pedraplén

Drenaje del cimiento

Carga y transporte el material pétreo

Extensión y compactación en las diferentes capas

Ensayos necesarios y pruebas

Asimismo, en zonas con mayor humedad, o lodosas, el pedraplén se incrusta en la superficie para garantizar estabilidad y garantiza el correcto drenaje de la estructura.

En el Tren Maya  el proceso constructivo avanza con paso firme.

Avances generales de la obra:

En el tramo 1, avanzamos con la dictaminación arqueológica del INAH y continuamos con los trabajos de desmontaje, corte y terraplén.

En el tramo 2, proseguimos con la adquisición de vías y progresamos con las actividades de desmonte.

En el tramo 3, finalizamos las labores de desmontaje de vías y avanzamos en la construcción de pasos peatonales y vehiculares.

En el tramo 4, seguimos en marcha junto al INAH en el dictamen arqueológico. Progresan las obras de desmonte y despalme así como el corte y terraplén. También, se registran avances en obras de drenaje transversal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno − uno =