Sauqroo, uno de los pocos sindicatos en el país que supera la etapa histórica de lucha

*Entre 2020 y 2021, fueron basificados aproximadamente 120 trabajadores de nuestra alma mater, de los cuales, casi 40 son socias y socios de nuestro gremio; o sea, una tercera parte del total

El Sindicato de Académicos y Administrativos de la Universidad de Quintana Roo (Sauqroo) conmemoró el 1 de mayo como un día de unidad sindical y de continuación del proyecto colectivo, como producto de una buena decisión de organizarse como sindicato el pasado 2 de octubre de 2018 y de marchar con la camiseta bien puesta el 1° de mayo de 2019.

En el contexto universitario, la decisión histórica de organizarse les garantizó la protección legal y la defensa colectiva de los derechos laborales. Esto se tradujo inmediatamente en la firma del Primer Contrato Colectivo de Trabajo, el 4 de diciembre de 2019, que será revisado en unas semanas en una mesa de negociación entre nuestro Comité Ejecutivo y la autoridad patronal.

Entre 2020 y 2021, fueron basificados aproximadamente 120 trabajadores de nuestra alma mater, de los cuales, casi 40 son socias y socios de nuestro gremio; o sea, una tercera parte del total. Hasta este 1 de mayo, nuestro gremio consta de 154 trabajadores con derechos y obligaciones estatutarios, y se encuentran en lista de espera una decena más para ser admitidos, mientras que 12 socias y socios solicitaron licencia sindical para ocupar puestos de confianza en la actual administración rectoral. Finalmente, el Sauqroo lamentó el deceso de uno de sus socios hace menos de 10 días.

Al día de hoy, el Sauqroo es uno de los pocos sindicatos en el país que ha superado la etapa histórica de lucha por el reconocimiento de los derechos de las y los trabajadores subcontratados por el mecanismo de outosourcing. Hoy, 1° de mayo de 2021, todas y todos sus agremiados podemos presumir certeza al poseer un contrato de base laboral y al estar protegidos por un contrato colectivo.

En algunos casos más críticos, también la libertad y la vida política de sus sindicatos está amenazada, como es el caso del gremio laboral de la Universidad Autónoma de Nayarit (UAN), en donde el gobernador del Estado, los ha reprimido con su silencio y marginación, además de encarcelar a su líder.

A nombre del Sauqroo, el Comité se ha solidarizado fraternalmente con nuestros compañeros nayaritas y esperamos ejercer más presión desde la Confederación Nacional de Trabajadores Universitarios (Contu), para exigir la liberación del secretario general sindical y la solución de la crisis financiera y laboral de la UAN.

El contrato colectivo estipula la elaboración del Estatuto del Personal Administrativo, como una de las conquistas de nuestro sindicato. Es importante señalar que dicho instrumento, que fortalecerá más los derechos laborales y humanos de nuestros compañeros administrativos, será una realidad muy pronto y que le corresponderá a nuestro Comité Ejecutivo y a nuestro Apoderado Legal su preparación para negociar, inmediatamente, con la autoridad patronal. En reciprocidad, la propia autoridad propuso un Reglamento Interno de Trabajo que ya terminaron de revisar nuestro Comité Ejecutivo y el Apoderado Legal, y que pronto podría ser puesto a consideración de nuestro máximo órgano de gobierno, el Consejo Universitario. Estas son dos noticias que también debemos celebrar este 1º de mayo.

Por la próxima revisión de nuestro contrato colectivo de trabajo, el Comité Ejecutivo convocará a dos asambleas, una ordinaria y otra extraordinaria, en menos de 45 días naturales, para revisar las propuestas que se integrarán a dicha revisión y para reformar nuestro Estatuto Sindical que requiere ampliar y puntualizar su marco reglamentario, entre otros puntos, la desconcentración e inclusión de las decisiones hacia la base trabajadora de las unidades Cancún, Cozumel y Playa del Carmen; la cultura solidaria sindical en casos de deceso de nuestros socias y socios; la capacidad y calidad de gestión de nuestros órganos de gobierno sindicales; y una mayor precisión de los derechos y obligaciones de las y los socios gremiales.

Otra conquista sindical que hoy debemos celebrar es la reciente recategorización del personal académico, según nos anunció el propio Rector de la Universidad y que ratificó el Presidente del Colegio de Académicos; y es una conquista, porque durante casi 10 años el personal académico fue marginado del premio escalafonario y condenado a salarios inamovibles (con excepción de algunos docentes que gozaron de los privilegios de excepción y discrecionalidad), mientras que las opulentas autoridades universitarias de aquellos años se incrementaban, desmedida e ilegítimamente, sus salarios, sus prestaciones y sus anecdóticos viáticos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro + 12 =