Queja administrativa en contra del Magistrado Alfonso Gabriel García Lanz

Jorge Fernández Souza presentó queja administrativa en contra del Magistrado Federal Alfonso Gabriel García Lanz, del Primer Tribunal Colegiado del Vigésimo Séptimo Circuito con sede en Cancún, por la tardanza deliberada para proyectar la resolución en un amparo.

La queja presentada en enero del 2020 se debió a que el magistrado García Lanz tiene bajo su responsabilidad resolver un amparo promovido por la empresa Sibra Palace en contra de un juicio ganado por el Fernández Souza en el Tribunal Superior de Justicia de Quintana Roo, en el que se le otorga el paso a un terreno de su propiedad.

Durante varios años la empresa se ha negado a otorgar ese paso, a lo que está legalmente obligada, por lo que el propietario debió de demandarla ante los tribunales locales de Quintana Roo. Hasta ahora el magistrado no ha proyectado la resolución.

Como el Juicio ante el tribunal local fue favorable al propietario y la empresa Sibra Palace fue condenada a otorgarle el paso, la propia empresa promovió amparo en contra de la resolución del Tribunal Superior de Justicia.

Fernández Souza compareció en el mismo juicio de amparo para manifestar la razón legal que le asiste, toda vez que la empresa está obligada a aceptar la servidumbre de paso, como dicen las leyes, ya que de otra manera nunca podría tener acceso a su propiedad.

La tardanza deliberada del magistrado para proyectar la resolución en el amparo (que legalmente tendría que ser favorable para el propietario) desde luego que favorece ilegal e ilegítimamente a la empresa, pues prolonga esa situación en contra del mismo propietario al que se le impide el paso.

Cabe señalar que la demanda de amparo fue presentada por la empresa desde diciembre del 2018. Y, como se ha dicho, el magistrado García Lanz tiene el asunto para resolver desde el mes de enero del 2020, por lo que ha incumplido y violado notoriamente el término de 90 días que la Ley de Amparo señala para que en situaciones como ésta los magistrados formulen su proyecto de resolución de sentencia. Este retraso no se explica ni siquiera por la situación de pandemia, pues el Poder Judicial Federal ha tomado medidas y acuerdos para que situaciones como ésta no ocurran.

También cabe apuntar que en el mismo Tribunal Colegiado del que forma parte del magistrado García Lanz, hubo una resolución favorable al mismo propietario, en contra de la empresa Puerto Bonito, por razones similares a las del asunto actual, que el magistrado García Lanz ha retrasado para favorecer a la empresa (en esa ocasión, el amparo fue el 459/2017), por lo que sería incongruente jurídicamente que el magistrado orientara su proyecto de resolución de forma distinta, es decir favorable para la empresa.

El amparo actual es el 613/2018.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve − doce =