Cuando participas en el desastre pero todo se descontrola

La fiesta en el salón no terminó nada bien. Y es que aprovechar el cambio de clase o que el maestro llegue para jugar a darle vueltas a un compañero resultó en por lo menos dos heridos.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *