Sus padres le pidieron que se despidiera y ella abrazó a cada extraño a su paso

Una pequeña niña de dos años se convirtió en la sensación de las redes al obedecer a sus padres de una manera muy tierna y genuina.  Cuando los adultos le dijeron “es hora de irnos, despídete”, ella corrió a abrazar a cada extraño que se encontró a su paso, causando ternura entre los presentes y asombro en los internautas que tuvieron oportunidad de observar el momento después.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *