Pierde 23 kilos y su perro tiene que olfatearlo para reconocerlo

Shane Godfrey acudió a un chequeo médico pensando que sólo tenía gripe; para su sorpresa, su malestar se convirtió en neumonía, insuficiencia renal, sepsis y encefalitis.  Obligado a permanecer cinco semanas internado, perdió 23 kilos. Cuando volvió a casa, en Miami, Estados Unidos, estaba ansioso por ver a ‘Willie’, un perro que encontró vagando a principios del 2017 y con quien se había vuelto muy cercano.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *