Los Joaquín, la ridícula historia de la clase política de Quintana Roo

DESTRIPACUENTOS

www.callejotv.com

Por Antonio Callejo

(ADELANTO DE LIBRO)

+ Es imposible contar el devenir de la clase política `moderna´ de Quintana Roo, sin pasar por el material genético que destiló el bajo-vientre de `Don´Nassim Joaquín.O parte de allí, o bien se cruza con parentescos cercanos, lejanos, pero siempre gravita a su alrededor… aún hoy día.

+ ¿Quiénes son y dónde están sus adelantados: su consentido y heredero Pedro, y su más parecido comerciante, Carlos? ¿A dónde paró la fortuna de Fausto Nassim Joaquín Ibarra?

He aquí una aproximación al personaje histórico más importante de la breve historia del estado.

Cancún, Quintana Roo. – Cuando años más adelante se revise la historia del Poder en el estado, que hoy cumplió apenas 49 años, con toda certeza que se contará entre risas y asombro.

No llega ni siquiera a cinco décadas, las cuales son un micro-episodio en la historia de la región y ni llega al 10 por ciento de los 500 años que cuenta México como país.

Y lo que hay para consumo de los historiadores, es ridículo.

El personaje más histórico hasta este momento, ni cabe duda, es Fausto Nassim Joaquín Ibarra (julio 1926- junio 2016), a quien se antecede el título de `Don´ en cualquier cita que se haga sobre su persona.

En la década de 1940, se unió a Transportes Aéreos Mexicanos (TAMSA), una de las primeras aerolíneas en volar regularmente en Quintana Roo. Además, fue agente concesionario de Petróleos Mexicanos (Pemex). En la siguiente década, se convirtió en representante y posteriormente accionista de Mexicana de Aviación.

Don Nassim también fundó Aerocozumel y Aerocaribe: la primera brindaba servicio entre Playa del Carmen e Isla de Cozumel, mientras que la segunda conectaba las capitales de la península con la isla. Fue pionero como inversionista hotelero en Cozumel y construyó un sólido prestigio, recibiendo a personalidades distinguidas, como reyes, príncipes y presidentes de México y otros países, lo mismo que artistas de la Época de Oro del cine mexicano, ganándose obviamente el reconocimiento de la comunidad.

Es imposible contar el devenir de la clase política `moderna´ de Quintana Roo, sin pasar por el material genético que destiló el bajo-vientre de este personaje.

O parte de allí, o bien se cruza con parentescos cercanos, lejanos, pero siempre gravita a su alrededor… aún hoy día.

Don Nassim, fruto del legado de los inmigrantes libaneses Pedro Joaquín Muza y Rosa Ibarra, vio la luz en la isla de Cozumel en 1916.

En octubre de 2013, se despidió de su esposa, Doña Miguelina Coldwell Fernández, con quien compartió 75 años de matrimonio y formó una familia con dos hijos (Pedro y Addy). Con la Sra. Delmy Gonzalez Zapata, dio vida a una nueva otra rama de su tronco familiar, con el nacimiento de Carlos Joaquín Gonzalez.

Sobresaliente sin duda, dos de sus hijos alcanzaron la gubernatura del estado. El segundo citado es a la vez sobrino de otro político cozumeleño que también gobernó Quintana Roo (Félix González).

También su hija, Addy estuvo a punto de ser gobernadora, por los mismos méritos que su hermano Carlos… es decir, por ser portadora de esos genes de don Nassim.

Dato curioso: En la misma calle Dos Norte, del centro de Cozumel, nacieron otros políticos que gobernaron Quintana Roo, como Miguel Borge y su sobrino Roberto Borge, lo mismo que Félix González, cuyas familias y ellos convivieron con `Don´ Nassim Joaquín y su real descendencia.

ACTUALIDAD: PEDRO, EL ADELANTADO, RECIBIÓ UNA `MEDALLA AL MÉRITO CIUDADANO´

Esta misma semana que concluyó, Pedro Joaquín Coldwell, quien se mantuvo y se mantiene como militante del PRI, recibió en Cancún una Medalla al mérito ciudadano que lleva el nombre del ex presidente Luis Echeverría Álvarez, en una íntima y cálida ceremonia, completamente ciudadana, con una concurrencia de notables e `históricos´.

Sí es necesario enfatizar que Pedro Joaquín, si bien llegó al gobierno invitado (por Jesús Martínez Ross), a ser miembro en la primera Legislatura del estado, en su carrera demostró capacidad, preparación y resultados.
Pedro, por obvias razones el hijo consentido del también conocido `Tatich´, fue diputado constituyente, gobernador, negociador del gobierno con la guerrilla moderna de Chiapas, Embajador en Cuba, Representante del Alto Comisionado de la ONU para Refugiados, secretario de Turismo, senador, líder nacional del PRI, alguna vez considerado para la sucesión presidencial a la muerte de Colosio, senador, líder nacional del PRI, secretario de Energía…

Y sobre todo, heredero plenipotenciario de `Don´ Nassim Joaquín.

Queda claro que es un hombre extremadamente rico, cuya fortuna es resultado, antes que de su amplia actividad política, al éxito empresarial del padre: 17 constructoras, una aerolínea, sociedad en líneas de transporte marítimo, la distribuidora de combustibles de Quintana Roo, numerosas gasolinerías, entre otras.

Siendo secretario de Energía, hizo cada año una declaración de `conflicto de intereses´, donde debió enlistar a detalle cada una de las acciones de las empresas que heredó a la muerte de su padre. Son su socios en esas sociedades, sus hijos y un sobrino –hijo de su hermana Addy–.

Carlos Joaquín, el hijo más parecido a Don Nassim

Don Nassim Joaquín Ibarra nunca participó en política. Si se revisa su historia, fue un comerciante conspicuo. De origen fenicio, su motivación fue el incremento constante de su riqueza. Y lo hizo muy bien.

Carlos Joaquín fue el primer político de origen libanés que llegó a una gubernatura fuera del PRI. Todos los políticos mexicano con apellidos libaneses, se mantuvieron dentro de las filas del tricolor, con excepción de Wadi Amar Shab Shab, quien sin embargo sólo llegó a ser senador.

Para ser Jefe del Ejecutivo, para Carlos no fue necesaria una gran prepaeración.

Realmente, llego al cargo únicamente por ser hijo de Don Nassim, y gracias a las franquicias del PAN y PRD que estaban en manos de un reducido grupo de políticos semi-marginales.

Formó un gobierno que siempre se percibió como bisoño, gris y mediocre. Pero eso sí, muy voraz.

El mayor énfasis de su mandato lo hizo dándole al presupuesto un uso personal, frívolo y de tintes realistas.

Eso sí, muy astuto, Carlos se deslindó de PAN y PRD apenas observó la ola creciente del movimiento que encabezó el hoy presidente Andrés Manuel López Obrador, con quien estableció una serie de acuerdos hasta ahora desconocidos a detalle, pero que le permitieron entregar el gobierno a su sucesora, la hoy mandataria estatal Mara Lezama, de una forma tersa y muy beneficiosa.

El presidente AMLO le protegió por sus servicios otorgándole credenciales de embajador en Canadá.

Al igual que su hermano, llegó a una embajada después de ser gobernador, pero las condiciones y las historias personales son muy distintas.

Carlos es un hombre también muy acaudalado, propietario de numerosas propiedades y tierras en Quintana Roo, Yucatán y CDMX.
Su fortuna, a diferencia de su hermano Pedro, la hizo en la política.

¿A dónde paró la fortuna de Don Nassim Joaquín?

Las seis empresas dedicadas al almacenamiento, distribución y venta de combustibles, área en la que fue pionero, para Pedro Joaquín, sus hijos y su sobrino. 

Siendo secretario de Energía con Enrique Peña Nieto, Pedro actualizó su `Declaración de Intereses´ citando el destino de sus nuevas acciones, que traspasó a un fideicomiso.

Misterio desvelado:

La fortuna del fallecido Don Nassim Joaquín Ibarra siempre fue un misterio, puesto que también, desde hace años, fue un tema de gran interés, debido sobre todo a su conocido éxito en los negocios y la probada influencia en la política local y nacional. También por la relación de sus descendientes con el qué hacer público.

Aunque es difícil establecer cuántas empresas dejó en herencia, y cómo se realizó el reparto (pues se conocía de su participación en al menos 17 inmobiliarias, tiendas comerciales, numerosos bienes raíces y otros negocios), hoy es posible saber qué destino tuvo el paquete de acciones en, al menos, los consorcios dedicados al almacenamiento, distribución y venta de combustibles, donde el fallecido `Tatich´ de Cozumel fue pionero en Quintana Roo.

Pedro Joaquín Coldwell, secretario de Energía en el actual gabinete de Enrique Peña Nieto, actualizó su `Declaración de Intereses´ ante el Fondo Mexicano del Petróleo (FMP), como le obliga la Ley de Servidores Públicos y los reglamentos para el ramo de su área de desempeño, en enero del presente año.

En ese documento, que es público en la plataforma de `transparencia´ del IMP, Joaquín Coldwell detalla cómo pasaron a su propiedad y a la de sus dos hijos, y eventualmente a su sobrino (hijo de su hermana Addy), la totalidad de las participaciones accionarias.

Se trata de empresas que siempre quedaron en el círculo íntimo de Don Nassim, en las cuales fueron sus socios, además de su hijo Pedro Joaquín, sus nietos Pedro Óscar Joaquín Delbouis y Nassim Joaquín Delbouis, e Ignacio Nassim Joaquín Ruiz, hijo de su hija Addy Joaquín Coldwell.

Además de las cinco empresas declaradas originalmente, donde Joaquín Coldwell tenía participación aún antes de asumir el encargo en la actual administración federal, añadió la configuración accionaria de una más:

“Combustibles Tatich, SA de CV., porque sí son socios sus dos hijos y su sobrino, quienes tenían la sociedad con Don Nassim Joaquín Ibarra.

En los hechos, esta fue la última declaración de intereses que hizo Pedro Joaquín Coldwell citando a cada una de esas empresas. Luego únicamente mencionó la existencia de un fideicomiso, a donde se agruparon dichas acciones.

Traspasó el total de las acciones de esas empresas y las que le correspondían en herencia de su padre, a un `Fideicomiso Revocable de Inversión, Administración y Testamentario´, donde el ejercicio de los derechos corporativos le corresponden a su persona, así como a sus socios, en este caso ambos de sus hijos y al citado sobrino, donde tiene participación accionaria.

DECLARACIÓN DEL 2017

Antes del fallecimiento de su padre, Pedro Joaquín Coldwell declaró así su participación en las cinco empresas:

1.- Servicios Cozumel SA de CV, constituida en 1994, con 60 por ciento de acciones

2.- Planta de Combustible Cozumel SA de CV, constituida en 1994, con 40 por ciento de acciones.

3.- Gasolinera y Servicios Juárez SA de CV, constituida en 1995, con 40 por ciento de acciones

4.- Combustibles Caleta SA de CV, constituida en 1995, con 20 por ciento de acciones

5.- Combustibles San Miguel SA de CV, constituida en 2008, con 25 por ciento de acciones

En el detalle de las acciones que le heredó su padre, se indica que:

“El suscrito, Secretario de Energía y Presidente del Consejo de Administración de Petróleos Mexicanos, declaro que he transmitido la participación accionaria en el capital de las empresas que se enlistan a continuación, localizadas en Cozumel, Quintana Roo, al Fideicomiso de Administración e Inversión número F/750216 del Banco Mercantil del Norte SA, de fecha del 10 de noviembre de 2017.

Así detalló la nueva configuración accionaria y el destino de la administración de esas empresas, que aunque siguen bajo su influencia y la de sus hijos y sobrino, ahora se encuentran dentro de la figura del citado fideicomiso:

Explicó Pedro Joaquín en el texto:

“En virtud del fallecimiento de mi padre, el señor Fausto Nassim Joaquín Ibarra, una parte de las acciones que poseía en Planta de Combustibles SA de CV, y la totalidad de las que le pertenecían de la Gasolinera y Servicios Juárez SA de CV, pasaron a la propiedad del Fideicomiso Revocable de Inversión, Administración y Testamentario, y el ejercicio de los derechos corporativos, a quien suscribe esta declaración.

“Hago mención de que esta participación accionaria, existe con anterioridad a mi nombramiento de fecha de 1 de diciembre de 2012 y que la he manifestado desde la Declaración de Intereses inicial del 8 de junio de 2015 hasta la más reciente Anual del 8 de mayo de 2017.

“En las siguientes empresas, familiares del suscrito tienen participación accionaria y/o ejercen derechos corporativos, conforme se presenta a continuación:

+ En Servicios Cozumel SA de CV, participan los CC. Pedro Óscar Joaquín Delbouis y Nassim Joaquín Delbouis, hijos del declarante, con un porcentaje de 20 por ciento cada uno.

+ En Planta de Combustible Cozumel SA de CV, el 57 por ciento de las acciones que poseía el C. Nassim Joaquín Ibarra, padre finado del declarante, pasaron a la propiedad del Fideicomiso Revocable de Inversión, Administración y Testamentario, y el ejercicio de los derechos corporativos al suscrito y a los CC. Pedro Óscar Joaquín Delbouis y Nassim Joaquín Delbouis, hijos del declarante.

+ En Gasolinera y Servicios Juárez SA de CV, participa en C. Ignacio Nassim Ruiz Joaquín, sobrino del declarante, con un porcentaje del 20 por ciento y el porcentaje que correspondía al C. Fausto Nassim Joaquín Ibarra, padre finado del declarante, pasó a la propiedad del Fideicomiso Revocable de Inversión, Administración y Testamentario, y el ejercicio de los derechos corporativos, a quien suscribe esta declaración.

+ En Combustibles Caleta SA de CV, participan los CC. Pedro Óscar Joaquín Delbouis y Nassim Joaquín Delbouis, hijos del declarante, e Ignacio Nassim Ruiz sobrino del declarante, con un porcentaje del 20 por ciento cada uno. El 20 por ciento de las acciones que poseía el C. Fausto Nassim Joaquín Ibarra, padre del finado, pasaron a la propiedad del Fideicomiso Revocable de Inversión, Administración y Testamentario, y el ejercicio de los derechos corporativos a los CC. Pedro Óscar Joaquín Delbouis y Nassim Joaquín Delbouis, hijos del declarante.

+ En Combustibles San Miguel SA de CV, participan los CC. Pedro Óscar Joaquín Delbouis y Nassim Joaquín Delbouis, hijos del declarante, con porcentajes del 25 por ciento cada uno, y el C. Ignacio Nassim Ruiz Joaquín, sobrino del declarante, con un porcentaje del 25 por ciento.

+ En Combustibles Tatich SA de CV, participan los CC. Pedro Óscar Joaquín Delbouis y Nassim Joaquín Delbouis, hijos del declarante, con porcentajes del 38 por ciento y 37 por ciento, respectivamente; y el C. Ignacio Nassim Ruiz Joaquín, sobrino del declarante, con un porcentaje del 25 por ciento. @AntonioCallejo

`El Tatich´, un puesto vacante

`Nassim´ es un nombre libanés que significa `brisa fresca´. 

Pedro Joaquín citó en el funeral de su padre numerosas anécdotas que recorrieron la vida de `El Tatich´, desde su infancia, cuando retozaba como cualquier pequeño en la isla de Cozumel, pero que veía interrumpidos sus juegos para apoyar a la economía de su familia vendiendo ropa de casa en casa, a instrucción expresa de su madre, la abuela de Pedro.

Citó cómo fue que nació su pasión por los aviones, cuando de pequeño recibió la caricia tierna de un piloto que realizó un hazaña en los inicios de la aviación, y realizó el recuento de los grandes acontecimientos históricos que pudo ver como testigo don Nassim en sus casi cien años. Desde la II Guerra Mundial, hasta los ataques de Al Qaeda, la Tormenta del Desierto o la nueva asonada de Isis.

Dicen que los vacíos de poder, no se convierten en espacios sin dueño. Alguien toma el lugar de los que se van.

NASSIM JOAQUÍN, EL LEGADO

Quintana Roo no puede concebirse como el estado exitoso que es actualmente, sin mencionar el nombre de Fausto Nassim Joaquín Ibarra. Literalmente, `El Tatich´, como se le conoció, sentó las bases del comercio y el turismo desde Cozumel, considerado por eso el primer destino del estado, y amplió con extraordinaria visión de futuro la permanencia de su apellido más allá de su existencia, que llegó a su fin el 17 de junio de 2016.

Su apellido está plasmado con letras indelebles para la historia en el acta de nacimiento del estado de Quintana Roo, con la mano de su aventajado hijo, Pedro Joaquín Coldwell, quien fue diputado del Constituyente de 1974.

El apellido `Joaquín´ pertenece a Quintana Roo, tanto como Quintana Roo a su influencia.

El inicio de la historia del apellido Joaquín en la región, se remonta a principios del siglo pasado, aunque el arranque, digamos formal, de su participación en actividades turísticas, tiene un punto de partida en el año 1948, de acuerdo con una anécdota que le contara el propio Don Nassim Joaquín al cronista Velio Vivas, consignado en uno de sus numerosos libros:

“Nassim Joaquín Ibarra afirma que en 1948 encalló en la costa oriental de la isla un carguero de bandera panameña, el accidente motivo el desplazamiento del personal de la naviera, por lo que arribó a la isla Charles Fair `quien quedó gratamente impresionado por las bellezas del lugar´ (Vivas, 2008: 124). En ese mismo año, el periodista norteamericano Richard Humphrey llegó a Cozumel –por recomendación de Fair- motivado por los comentarios recibidos sobre la isla quedándose a vivir una temporada en el lugar. A su regreso a los Estados Unidos de Norteamérica redactó un artículo para la revista Holiday -en 1957-, con ello se promovieron los atractivos naturales y culturales de la entidad; ese mismo año, un grupo de ocho turistas arribaron a la isla con un ejemplar de la revista a bordo de la única línea aérea que comunicaba a la isla con Mérida y Chetumal -Transportes Aéreos Mexicanos S.A.

En ese entonces, y de acuerdo con el investigador Alejandro Palafox Muñoz,

“Con el repoblamiento de la isla de Cozumel, en el año de 1841, la economía de la localidad se encontraba basada en el comercio de algodón, tabaco, caña, azúcar, plátano, maíz y la exportación de henequén y chicle. El auge chiclero contribuyó al desarrollo del comercio y del sector obrero, y a través de la transportación de la resina, la actividad marítima se incrementó por medio del abastecimiento de las casas comerciales de la época [Coldwell y Joaquín], dando pie a la formación de una clase económica fuerte: la comercial. Al consolidarse como puerto chiclero, surge la necesidad de espacios de alojamiento, siendo pionero el Hotel Louvre (1924). Sin embargo, con la crisis chiclera, el Estado decide ceder las tierras ejidales al centro del territorio, dejando las costas para el desarrollo del turismo, por lo que los empresarios Coldwell y González compraron las propiedades para tal fin, así, la actividad turística se erige como pilar económico de la localidad por medio del servicio de hospedaje y tours de buceo. A partir de la década de los noventa y con el crecimiento de la infraestructura portuaria -3 muelles para recepción de 9 navíos-, Cozumel se posiciona como el primer destino de cruceros a nivel nacional e internacional. Por tanto, el Estado en su afán por la generación de divisas y la creación de empleos, ha utilizado al turismo como una herramienta para dar continuidad al modelo neoliberal, teniendo repercusiones como la transformación del espacio y uso del mismo, así como la pérdida del ambiente, aunado a la formación de grupos de poder para la permanencia del sistema”.

El mismo investigador, recuperó los puntos de irrupción y crecimiento imparable del transporte de pasajeros, ya con intenciones turísticas, que se añadieron a actividades comerciales que impulsaba Nassim Joaquín previamente.

“Al contar con vuelos programados y en consecuencia una corriente turística en definición, el grupo empresarial local integrado por Nassim Joaquín Ibarra –accionista de TAMSA-, Gastón Cantarell, Raúl González y Fernando Barbachano incrementaron la oferta hotelera. Conjuntamente, la población se encontraba dedicada por un lado a las labores domésticas y venta de productos tradicionales desde su hogar, y por el otro a la pesca, agricultura y comercio menor, aunado a los colocados en la empacadora -que vendía caracol, langosta y tortuga- quienes comenzaron a insertarse en la actividad turística, la cual empezaba a reflejar los beneficios económicos, en donde el principal producto turístico que se ofrecía era el paseo en lancha y el consumo de pescado, caracol y langosta, por lo que los turistas –principalmente norteamericanos de alto poder adquisitivo- pasaban todo el día en la playa.

“Con el triunfo de la revolución cubana y el cierre del principal destino de veraneo de los norteamericanos, los empresarios insulares comenzaron a organizar la actividad turística, el cual cambia drásticamente la estructura socioeconómica, aunado a “la caída de la actividad forestal y coprera, la visión de empresarios y los cambios de políticas gubernamentales que buscan modernizar el territorio” (Xacur, 1998: 278) contribuyeron en la percepción del turismo como una actividad importante que apoyaría el desarrollo económico de la isla y del estado”.

Las actividades comerciales y empresariales de Don Nassim Joaquín Ibarra fueron innumerables. Aún tienen presencia y socios que continuarán ese legado en esa área. Sin embargo, se debe anotar que su fallecimiento sucede en un punto donde la historia de su apellido arranca con un nuevo vigor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × 1 =