Marciano Dzul, por su desempeño, y Sánchez Tajonar, por consentido

Marciano Dzul

DESTRIPACUENTOS

www.callejotv.com

Por Antonio Callejo

Cancún, Quintana Roo. – En el nuevo esquema de la reelección, que incumbe a diputados locales y presidencias municipales, hay que colocar en la cúspide de los muy posibles aspirantes a esa condición a dos políticos, que por lo menos en la fotografía del momento, hay señales de que la tienen muy seguro.

Es el caso de Marciano Dzul Caamal, cuyo énfasis y buenos resultados en el tema de seguridad pública ya le distingue, y desde luego Renán Sánchez Tajonar, quien de plano tiene la posibilidad de reelegirse a la legislatura, por los recientes y muy buenos números electorales de su partido, el Verde, o bien postularse a la presidencia municipal de Cozumel, donde ya eclipsa a una Juanita Obdulia Alonso Marrufo, de una gestión gris, patrimonialista e imprescindible.

Claro que otros actores políticos tienen posibilidades de ir a una reelección, pero en esos otros casos, esa eventualidad depende de más factores temporales y circunstanciales.

Hablamos aquí de los que la tienen seguro.

Marciano Dzul Caamal irrumpió en su segunda temporada como el político mejor posicionado de esa demarcación (Tulum), por encima incluso de cuadros políticos que buscaron la cobija de Morena.

Se debe recordar que el partido del presidente López Obrador se decantó por Marciano Dzul, con todo y que aún militaba en el PRI, partido con el cual fue presidente municipal con anterioridad, e inclusive con la referencia de que su hermana había presidido ese ayuntamiento apenas un trienio antes.

A su candidatura morenista se sumaron sin chistar otros aspirantes que llegaron a Morena antes que él, como es el caso de Jorge Portilla Manica, colaborador estrella en esta administración.

El contexto que vio llegar a Dzul Caamal a su segundo periodo como presidente municipal, fue de una evidente descomposición en el rubro de seguridad pública.

Asesinatos que dieron la vuelta al mundo, como fue el caso de una influencer de origen indú, pero vecina de Canadá, y otras de personas víctimas de balaceras, ocurridos en negocios claramente turísticos, demostraron la incapacidad de su antecesor, Víctor Mass, quien con ello enterró las posibilidades de PAN, PRI y PRD.

Tulum ya era entonces el destino turístico más cotizado de Quintana Roo y el país, de modo que esos sucesos se leyeron en los principales países emisores de turistas para México. Lo reseñaron ampliamente medios como El País, de España, o The Guardian, de Reino Unido.

Eso sin contar un episodio de abuso policiaco que cobró la vida de una migrante centroamericana, como para redondear que la inseguridad no distinguía a nadie.

Ese era el contexto que había cuando Morena decidió que Dzul Caamal fuera su candidato.

Y desde que asumió el encargo, Dzul Caamal echó a andar una estrategia de comunicación oportuna y a todas luces exitosa.

Con énfasis constante en el mejoramiento de las condiciones de los cuerpos policiacos, difusión extensiva de los logros en una batida contra los narcomenudistas, aseguramientos y detenciones.

Pero también al papel protagónico del propio presidente municipal, como un actor originario, maya hablante, pero de miras internacionalistas. Lo mismo hermana a Tulum con una ciudad colombiana, que asiste a ferias turísticas.

Todos los sondeos colocan entre los mejor posicionados a Dzul Caamal.

Renán Sánchez Tajonar

Y en el caso de Sánchez Tajonar, los números de su partido, el Verde, y el hecho incontrovertible de que, así como lo fue en su memento el casi desaparecido Gustavo Mirando, es hoy el cuadro más allegado a Jorge Emilio González, propietario de ese instituto, le da el picaporte para sus dos posibilidades de ascenso escalafonario.

El hoy presidente de la Junta de Gobierno y Coordinación Política (Jugocopo), del Congreso local, abrió recién una oficina de enlace legislativo en Cozumel, señal inequívoca de que tiene prisa por lo que sigue.

Ya sea ir por la reelección, o bien una diputación federal e inclusive por la presidencia municipal. Es importante poner en contexto que Juanita Alonso se opuso a la llegada de Sánchez Tajonar, y hoy la rueda de la fortuna tiene a la presidenta municipal en el sótano del aprecio popular.

En las negociaciones que vendrán, el Verde no tendrá ningún reparo en pasar por encima de ella.

El punto es que Sánchez Tajonar, si se mantienen las condiciones actuales, la tiene cómoda.

Con seguridad que hay otros cuadros políticos con grandes posibilidades de continuar su gestión, sea reeligiéndose al ayuntamiento o al Congreso, incluso de ir por alguna diputación federal o senaduría, pues este 2024 será por la concurrencia, el año de la madre de todas las elecciones.

Sin embargo, estos dos están más que amarrados para dar un salto. @AntonioCallejo 02.11.2022

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 − diecisiete =