Pretende darle oxígeno Monreal a Marybel Villegas

DESTRIPACUENTOS

Por Antonio Callejo

+ Primero tendrá que remontar la aduana de la dirigencia nacional de Morena, donde a la senadora le cuentan como agravio las acusaciones contra Mario Delgado y el Partido Verde, pues las alianzas con ese partido fueron hechas desde ese ámbito. También enfrentaría a Claudia Shenbaum y Marcel Ebrard, pues construye su plataforma para suceder a AMLO

+ No hay que perder de vista al secretario de Gobierno, Arturo Contreras, en un escenario donde la alianza `Va por Quintana Roo´, no tiene perfiles con triunfos contundentes.

Cancún, Quintana Roo. –  La intención de Ricardo Monreal Ávila, el líder de los senadores del partido oficial, es transparente. Su intención de catapultar a la senadora Marybel Villegas Canché, a la presidencia de la Mesa Directiva, no es nada más un premio de consolación luego de la estrepitosa derrota que sufrió en el proceso interno, donde ni siquiera fue tomada en cuanta como aspirante a la presidencia municipal de Benito Juárez.

Monreal Ávila pretende, en un proceso presuntamente democrático, decantar a quien quiere convertir en su alfil en Quintana Roo, pues él mismo necesita construir una base de cuadros en el poder, con vistas a su presentación al proceso para relevar al mismísimo Andrés Manuel López Obrador, en el 2024.

Su idea, es poner nuevamente bajo los reflectores a Villegas Canché, para meterla de lleno en la jugada por la candidatura al gobierno del estado, que se definirá el año entrante, a finales de febrero o principios de marzo. O sea, pronto.

Natural y entendible la apuesta de Monreal.

Y tiene la siguiente lógica:

El líder de la Cámara Alta presentó a cinco aspirantes a presidir la Mesa Directiva, de entre las cuales deberá salir quien alcance ese encargo de relevancia.

Sin embargo, entre los nombres de esas cinco senadoras, a saber: Bertha Alicia Caraveo Camarena, de Chihuahua; Imelda Castro Castro, de Sinaloa; Martha Lucía Micher Camarena, de Guanajuato; Ana Lilia Rivera Rivera, de Tlaxcala y Marybel Villegas Canché, de Quintana Roo, la única entidad representada en este listado, en donde habrán elecciones para la gubernatura en 2022, es justamente Quintana Roo.

Por eso decimos que la intención de Monreal es harto transparente.

Las entidades en donde habrá elecciones para renovar la gubernatura el año entrante, son: Aguascalientes, Durango, Hidalgo, Oaxaca, Tamaulipas y Quintana Roo.

Como se ve, le vendría `como anillo al dedo´ que Villegas Canché resulte la elegida para la Mesa Directiva.
Ahora, en ese relato Monreal tiene que sortear dos aduanas muy duras.
La primera es la dirigencia de ese partido.

Mario Delgado se siente agraviado en primera instancia por la conducta y los dichos de Villegas Canche, incluido el esposo de ésta, Jorge Parra Moguel, pues siendo la primera aspirante a la presidencia municipal de Cancún, y el segundo secretario general de Morena, desataron una campaña de lances y acusaciones severas en contra del líder nacional morenista.

Y no sólo eso, también una batida en contra del Partido Verde, un organismo político aliado de Morena y de la 4T, donde los pactos y los acuerdos fueron supervisados, avalados y sostenidos por Delgado Carrillo.

Delgado Carrillo, a su vez, no está solo en su encargo, sino que tiene un padrinazgo bien claro desde la jurisprudencia de otro tirador a la sucesión presidencial, que está mucho más en el ánimo de AMLO.

Marcelo Ebrard tiene ascendencia sobre Mario Delgado, y claro que cuidará también sus intereses en este proceso, pues entiende que la jugada de Monreal apunta a la construcción de una plataforma para una candidatura adversa a los intereses del canciller.

Luego entonces, ayudará a atajarla el hecho de que Villegas Canché no tiene buen cartel en la dirigencia nacional. Se le ve más bien como una `dinamitera´.

La otra aduana que tendría que remontar Monreal, en el por ahora remoto caso de que logre entronizar a Villegas Canché en la Mesa Directiva, será el propio AMLO y su círculo de allegados, que son en primera instancia dos: Claudia Sehinbaum y el canciller Ebrard, entre quienes se sobre entiende que se distribuyen los afectos y la confianza del presidente.

Así las cosas, Villegas Canché se encuentra en un punto de re-inicio para construir de cero sus posibilidades de alcanzar su anhelo más preciado, que es obtener la candidatura al gobierno del estado.
Al momento, claramente la cúpula de Morena, y los afectos del presidente, se hallan del lado de la actual alcaldesa de Cancún, Mara Lezama, a quien se ve harto difícil arrebatarle una candidatura que tiene prácticamente en la bolsa.

Los números de su triunfo y la construcción de aliados dentro y fuera de Morena, la llevan actualmente, como se dice, `en caballo de hacienda´.

Pero allí está Marybel y, como es conocida, no se irá del escenario sin dar la batalla.

Hay que ver hasta donde llega, porque también debe quedar claro que Monreal necesita fortalecerse con cuadros, que al final del día también pueden convertirse en `moneda de cambio´.

No se debe perder de vista al secretario de Gobierno, Arturo Contreras

En el escenario de posibles cuadros con nivel competitivo, desde la cancha de la alianza `Va por Quintana Roo´, es decir: PAN, PRD y PRI, se debe considerar el desempeño, la trayectoria y la capacidad de Arturo Contreras Castillo, quien ha sabido hacer su trabajo sin estridencias, con un bajo perfil, pero con eficiencia.

Los números de los candidatos `ganadores´ de esta alianza no son realmente impresionantes, de manera que cabe la posibilidad de impulsar a políticos con el perfil del secretario de gobierno: Conoce bien el estado, es conciliador, escucha, además de que su trabajo es siempre eficiente y a la vez discreto. Sin protagonismos. @AntonioCallejo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × uno =