Regresaría Mara al ayuntamiento para despedirse

DESTRIPACUENTOS
www.callejotv.com

Por Antonio Callejo

Cancún, Quintana Roo. – Ana Patricia Peralta está muy cerca de asumir la presidencia municipal de Benito Juárez (Cancún), en calidad de suplente, pues Mara Lezama se convertirá en gobernadora para un periodo de cinco años, a partir del venidero 25 de septiembre.
En el equipo jurídico de la gobernadora electa lo tienen bien claro; sin embargo, hay un tema que debe aclararse sin que quede un rastro de duda.
Mara Lezama solicitó una segunda licencia `hasta´ por 90 días, que tuvo inicio el propio seis de junio, un día después de las votaciones.
Entonces hay dos escenarios:
La licencia le permite regresar antes de los 90 días, pero también le permitiría agotar esos tres meses y no regresar, sino únicamente enviar su solicitud de licencia definitiva.
En el ánimo de Mara Lezama está el de regresar al ayuntamiento para presidir una última sesión de cabildo, que funcione como cierre y despedida de su administración.
En ese mismo equipo jurídico valoran las implicaciones que podría tener su eventual retorno, aunque sea por un día para esa sesión de cabildo, porque un resquicio sin observar podría tener alguna consecuencia, si se le ocurriera a sus adversarios impugnarla con algún figura legal.
Se debe tomar en cuenta que se trata de un hecho inédito… histórico también.
Un casos similar se dio con Mario Villanueva Madrid, a la sazón presidente municipal de Benito Juárez (Cancún), quien pidió licencia para hacer campaña rumbo a una senaduría.
En su caso, no tuvo la opción de regresar, por varias razones.
La más importante era que para entonces, su partido, el PRI, era prácticamente lo mismo que el gobierno. No podía tomar una decisión personal sobre los cargos.
Las decisiones las tomaba el entonces gobernador, quien era Miguel Borge Martín.
Tampoco existía la figura legal de la suplencia en la presidencia municipal.
A la salida de Villanueva Madrid como candidato, se tomó automáticamente la decisión de enviar a un interino como presidente municipal.
Arturo Contreras Castillo fue designado presidente municipal interino, para culminar el periodo inconcluso de Villanueva Madrid.
Luego entonces, no hubo siquiera un resquicio para que Villanueva pensara en regresar, aunque fuera brevemente, a despedirse del Cabildo o de los ciudadanos a quienes gobernó como alcalde.
Hoy es distinto. La legislación considera la asunción de quien resultara registrado como suplente en la planilla original que contendió por el ayuntamiento, en este caso Ana Patricia Peralta, siempre y cuando la ausencia de la titular fuera definitiva.
En el caso que nos ocupa, la ausencia se planteó, mediante una solicitud de licencia aprobada por el cabildo, por 90 días, que terminaron el cinco de junio, pero luego se amplió el término `hasta´ por 90 días más, a petición escrita de la propia interesada.
Mara Lezama tiene de aquí y hasta el seis de agosto para resolver si regresa aunque sea un solo día para cerrar su ciclo, para despedirse de los ciudadanos y de sus colaboradores, en una eventual sesión de cabildo.
Lo que se conoce es que ella está en la disposición de presidir esa última sesión con los regidores, y ello se conocerá en los próximos días, con base en la valoración jurídica arriba mencionada, y en función de que no trastoque ninguna ley o reglamento.
La diferencia entre el caso de Mario Villanueva y Mara Lezama, es que para la gobernadora electa el panorama está en su ámbito de decisión personal.
No tiene ascendencia alguna que le marque la ruta a seguir, más que su propia voluntad.
Si había alguna duda sobre quién asumirá el liderazgo durante su mandato, está claro que lo está ejerciendo desde ya.
Es, a final de cuentas, una señal prístina para el resto de los actores políticos que la acompañan.
Es Mara Lezama quien marcará los tiempos y las formas, claro, siempre con base en el cumplimiento de la ley. Es lo que ha dicho a sus cercanos.
No es de menor importancia señalar que hay algunas obras a las que se comprometió como presidente municipal, que todavía merecen cierta atención para llegar a feliz término.
Una de éstas corresponde al Teatro de la Ciudad, que forma parte de un plan de mejoramiento urbano, y que cuya terminación estuvo a punto de aplazarse por una decisión de tipo administrativo. Mara presionó para ponerle especial atención a ese proceso, con la intención de no dejarlo inconcluso. Se va a terminar.
Otro tema que le interesa es el pago a proveedores.
Esos, entre otros, son algunos asuntos que quiere dejar afinados hasta su último detalle, sea que regrese o no a la presidencia municipal, aunque sea únicamente para una sesión de cabildo para entregar las mejores cuentas, según fuentes de su equipo y del ayuntamiento. @AntonioCallejo 22.06.2022

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × cuatro =