Un halago, pero poco atractivo cambiar la gubernatura por una Sectur venida a menos

DESTRIPACUENTOS

Por Antonio Callejo

+ El diario Reforma, identificado como `conservador´ por la llamada Cuarta Transformación, especuló una posible integración de la gobernadora Mara Lezama al equipo de la presidenta electa, Claudia Sheinbaum

+ Sin embargo, una comparación sencilla, permite concluir que es escasamente interesante esa posibilidad, debido a los alcances de cada encargo. Más allá del dato histórico

Cancún, Quintana Roo. – Es muchísimo más relevante ser gobernadora de Quintana Roo, que secretaria de Turismo en el gabinete de la primera mujer presidente.

Y es que, si bien la gobernadora contestó a esa publicación que se siente `halagada´, también dijo que en Quintana Roo `hay mucho por hacer y por construir´.

Lo cierto es que, aunque en política nada es definitivo, de entrada podemos afirmar aquí que es escasamente interesante trocar la gubernatura, por una Sectur venida a menos.

Para empezar, los presupuestos anuales para su administración, son ilustrativos de la dimensión de cada encargo, y el alcance de la responsabilidad. 47 mil millones al año en el gobierno de Quintana Roo, contra mil 937 millones (que se destinan principalmente a salarios, prestaciones y gastos de operación).

Hay que recordar que este sexenio, al asumir la Sectur con López Obrador, Miguel Torruco fue criticado por no defender el presupuesto para promoción, y más aún, por no conseguir el pedido del presidente de mudar la dependencia para ubicarla en Chetumal.

Si hay una dependencia que perdió brillo, interés e influencia en el panorama nacional, fue precisamente la Sectur.

LA SECTUR, REDUCIDA AL MÍNIMO EN LA 4T

Para este 2024, el presupuesto de egresos asignado a la Secretaría de Turismo (Sectur) se redujo a  su mínima expresión, al pasar de 145 mil millones de pesos (del año pasado), a tan solo mil 973. Hay que recordar que, desde el inicio de la llamada 4T, con Andrés Manuel López Obrador, esta dependencia vio cercenadas las herramientas de promoción y publicidad de los destinos turísticos, –los fideicomisos–, y esas tareas se trasladaron a la Secretaría de Relaciones Exteriores.

Aquellos 145 mil millones de pesos asignados hasta el año pasado, no fueron en realidad para tareas de la Sectur, sino para la construcción de una de las obras emblema de la 4T: El Tren Maya. Casi en su última etapa, el presupuesto por tanto se redujo a mil 973 millones de pesos. Una caída presupuestal del 98 por ciento de solo 1,973 millones de pesos, lo que representa una reducción del 98% en comparación con 2Este año, se le asignaron 145.5 mil millones de pesos, la mayoría destinados al proyecto del Tren Maya. La drástica disminución del presupuesto limita significativamente la capacidad operativa y de inversión de la Secretaría.

LA GUBERNTURA DE MARA LEZAMA, LA ESTRELLA TURÍSTICA DE LA 4T

En este mismo sentido, se debe recordar que Quintana Roo es cabeza de playa en el rubro turístico. A nivel nacional sus destinos ocupan los primeros lugares, y compiten a nivel Latinoamérica como campeones indiscutibles.

Baste decir que Cancún se encuentra en el Top Ten de los destinos mundiales, con una marca tan sólida y conocida universalmente a la par de Apple o Coca-Cola.

Quintana Roo es uno de los estados ubicados en primeros lugares en captación de divisas, en generación de empleo, y en construcción de vivienda. Su liderazgo no se compara con los resultados de una dependencia como la Sectur, por lindo que se esuche ser su titular.

Mara Lezama tiene un desempeño que la ubica entre los mejores gobernadores y gobernadoras del país, y al mismo tiempo se le reconoce un desempeño cómodo y respetado en los escenarios internacionales, como en la pasada Feria Internacional de Turismo (Fitur), donde fue conferencista en una mesa especializada en empoderamiento de la mujer.

PRESUPUESTO ANUAL 20 VECES MAYOR QUE EL DE SECTUR

El presupuesto de gobierno del estado, que administra Mara con un enfoque social histórico (aumentó desde su llegada en más de 600 por ciento el monto destinado a programas de atención a grupos vulnerables y de escasas oportunidades), es por lo menos 20 veces más alto que el de la Sectur, pues asciende a poco más de 47 mil millones de pesos.

La Sectur tendrá un presupuesto extremadamente limitado para implementar políticas y desarrollar proyectos que impulsen el turismo en el país. A pesar de ser un sector clave para la economía, la falta de recursos financieros restringe las posibilidades de realizar desde allí iniciativas significativas que fortalezcan la competitividad del sector turístico.

Luego entonces, en Sectur hay expectativas altas con recursos insuficientes.

En resumen, la considerable reducción del presupuesto asignado a la Secretaría de Turismo federal para 2024 limita significativamente su capacidad operativa y su influencia en el desarrollo del sector turístico. Esto, sumado a las altas expectativas y la comparación desfavorable con los presupuestos estatales, hace que el puesto de Secretario de Turismo federal sea poco atractivo para potenciales candidatos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

7 − cinco =