“La seguridad, es una responsabilidad fundamental y prioritaria de cada administración”

* La candidata a la gubernatura para el Estado de Quintana Roo, Leslie Hendricks Rubio, hizo llamado a “trabajar de forma inmediata para atender las causas del fenómeno delictivo y hacer política ajena a intereses de partidos”.

El trabajo de la seguridad Quintana Roo debería ser una responsabilidad fundamental y prioritaria de cada administración, la situación en materia de seguridad está cada día peor en todos los municipios, en especial Benito Juárez, Solidaridad y Tulum, donde los hechos violentos son el “pan de cada día”, señala Leslie Hendricks Rubio, candidata del PRI a la gubernatura del estado.

El nuevo centro de control de seguridad de alta tecnología, el Centro de Control, Comando, Comunicación, Cómputo y Calidad (C5), hasta ahora no ha cumplido con el propósito por el que fue creado, que era reducir los altos índices delictivos y mejorar la capacidad de respuesta de los servicios de seguridad locales y estatales, y  “no podemos  permitir que continúe sin lograr los objetivos trazados, ya que está catalogado como uno de los más modernos del país, e incluso de Latinoamérica, con capacidad para operar de manera autónoma en cualquier situación de crisis, ya sea por hechos delictivos, accidentes o fenómenos naturales, como huracanes y terremotos”.

Recordó la candidata del PRI que una encuesta de seguridad realizada por el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (Inegi) ubicó a la ciudad de Cancún como la segunda más peligrosa del país, y no es para menos en una ciudad donde a diario se suscitan balaceras por ejecución, y asaltos a mano armada a negocios e incluso a domicilios. Pero también el incremento de la inseguridad se ha notado en otros municipios.

La candidata a la gubernatura para el Estado de Quintana Roo, Leslie Hendricks Rubio, hizo llamado a “trabajar de forma inmediata para atender las causas del fenómeno delictivo y hacer política ajena a intereses de partidos”.

La candidata del tricolor asegura que de ganar en las urnas el próximo 5 de junio su principal objetivo será reducir la violencia y recuperar la paz; si a la emergencia sanitaria le sumamos la situación de inseguridad imperante, la pérdida de empleos y el cierre de restaurante, es preocupante lo que se vive en Quintana Roo.

De acuerdo con cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), de 2017 a 2020, Quintana Roo tuvo un incremento del 80.7% en homicidios dolosos.

Hasta antes de ese periodo, el estado registró apenas 167 asesinatos en 2016, y 232 en 2015. Pero para 2017, ya acumulaba 359 homicidios. Luego, la cifra se disparó a 774 en 2018; y a 778 en 2019, que es la más alta de la que se tiene registro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × 3 =