Adolescentes son juzgados por la decapitación de un profesor

Abdoullakh Anzorov, un joven refugiado de origen checheno cometió el brutal asesinato; cinco adolescentes de entre 14 y 15 años son señalados de haber vigilado y señalado a la víctima.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × 2 =