Así se construye un relato como político para una carrera de largo aliento

DESTRIPACUENTOS
www.callejotv.com

Por Antonio Callejo

Cancún, Quintana Roo. – Podría Eugenio Segura, el aún titular de Sefiplan, mantenerse en la zona de confort y esperar que la marca Morena le haga todo el trabajo, como están haciendo la mayor parte de quienes, desde ya, se sabe que serán candidatos en junio entrante.
Sin embargo, el joven funcionario está dando cátedra de cómo se construye un relato discursivo completo, con una utilización eficaz de las redes sociales, desde donde mantiene un diálogo constante con los ciudadanos y, sobre todo, con el segmento poblacional donde mejor encaja.
Quizás cuenta con una asesoría especializada. Es probable.
Pero de cualquier manera, lo hace muy bien.
Tiene una cuenta de Tiktok, que nutre constantemente, con un contenido sólido e impecable.
Cada `posteo´ está muy bien planeado, editado con inteligencia artificial, y cumple cabalmente con el objetivo de crear un diálogo circular. Con mensajes precisos.
Hay un video, bastante reciente, que sirve como ejemplo de la idea que se aborda en este texto.
Inicia con una búsqueda en la plataforma Google.com. Se teclea el nombre de “Eugenio Segura”, y al hacer el `click´, se despliegan diversas noticias, en las que es protagonista.
El abanico de contenidos que se despliega, contiene notas `positivas´.
El mensaje, si se entiende, revela lo preocupado y enfocado que se encuentra `Gino´ Segura en construir la mejor imagen de sí mismo.
Pareciera inocente, pero hoy en día hay pocos políticos y políticas que entiendan que están comunicando constantemente, expuestos prácticamente todo el tiempo al público, y que los descuidos se pagan tarde o temprano.
Eugenio Segura le da mantenimiento a su relato discursivo en cinco líneas: 1.- Como economista; se da tiempo para visitar centros universitarios del estado, para brindar charlas y conferencias a los jóvenes estudiantes. Habla abiertamente del reto que implicó la reestructuración de la grave deuda que dejó el gobierno anterior, recomienda acercarse al estudio de las finanzas. Desde el año pasado, colabora mensualmente con un artículo especializado en el diario El Economista. Sobra decir que redacta de una forma pulcra, directa y con gran claridad de los asuntos que aborda.
El más reciente de sus textos, tocó el tema del `Súper peso´, en donde plantea con lucides los pros y contras de la apreciación de la moneda mexicana.
2.- Como amante de la naturaleza, deportista y animalista, algo que aprecian bastante los lectores, presume ampliamente a su mascota, una perrita Dachshund, o mejor conocido como `salchicha´, que se llama `Hersey´, como el chocolate. También sus sesiones para ejercitarse, sea de forma individual o en juegos de equipo como el Pádel.
3.- Como secretario de Finanzas, comparte constantemente contenido relacionado con las gestiones que realiza. Sus visitas a CDMX y las razones de sus encuentros con diversos funcionarios, los resultados en atracción de nuevas inversiones para el estado, y el acompañamiento que hace a los compromisos de su jefa, la gobernadora Mara Lezama.
4.- Como `servidor público´ –él mismo hace la diferencia–, organiza su agenda para participar de numerosos encuentros con ciudadanos, para supervisar los programas y políticas públicas en el área del desarrollo social.
Y 5.- No desperdicia la oportunidad de mostrar el esfuerzo académico que le representó estudiar en una escuela militarizada en Estados Unidos, así como las credenciales de sus especialidades en universidades como su `alma mater´, el ITAM, o Harvard.
En Quintana Roo, el presidente Andrés Manuel López y el partido Morena cuentan con una aceptación muy alta. Arriba del 80 por ciento.
Mara Lezama, la gobernadora, ejemplo de construcción de relato discursivo (por algo tiene como lema: “vamos a escribir las páginas más bellas de la historia de Quintana Roo), también cuenta con un posicionamiento alto entre los ciudadanos y ciudadanas del estado.
Por esa razón, la mayor parte de los políticos y políticas pertenecientes a Morena –incluso a su aliado el Partido Verde–, reposan en esos números. Se confían y descuidan lo que están comunicando con sus acciones, o inacciones.
No caen en la cuenta de que están construyendo un relato que los electores bien que captan.
Si no, que hagan ese ejercicio de meter su nombre al buscador de Google.com, para ver lo que les sale.
Eugenio Segura no se está dejando a la deriva su papel como un joven político de una clase emergente, preparado y adquiriendo la experiencia necesaria para la carrera que está desarrollando. Y así va a llegar lejos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × dos =