Consejo Hotelero del Caribe Mexicano exige medidas urgentes para garantizar la seguridad en Tulum

El Consejo Hotelero del Caribe Mexicano ha elevado una carta dirigida a altas autoridades locales y estatales, instando a la implementación de medidas concretas para contrarrestar las acciones delictivas que están perturbando la paz en Tulum.

En el comunicado, firmado por Antonio Francisco Chaves Palomo, Presidente del Consejo Directivo del Consejo Hotelero del Caribe Mexicano, A.C., y Jaime David Ortiz Mena López Negrete, Vicepresidente del Consejo Hotelero del Caribe Mexicano, A.C. y Presidente del Consejo Directivo de la Asociación de Hoteles de Tulum, A.C., se expresa una profunda preocupación y rechazo ante los recientes incidentes delictivos ocurridos el 15 de marzo del presente año.

Los eventos lamentables, vinculados a la operación del establecimiento Taboo, perteneciente al Grupo “Rosa Negra”, han resultado en la trágica pérdida de vidas humanas, lo que ha motivado una solicitud urgente para reevaluar y fortalecer las medidas de supervisión y control de los establecimientos en Tulum.

A pesar de los esfuerzos previos por limitar los horarios de operación nocturna, los actos delictivos continúan ejecutándose, incluso durante el horario diurno, lo que exige una modificación en la forma en que se supervisa y controla el funcionamiento de dichos establecimientos.

El Consejo Hotelero hace hincapié en la necesidad de un mecanismo de prevención del delito que permita una vigilancia constante e ininterrumpida por parte de la autoridad competente. Además, se destaca la amenaza que representa el incumplimiento de los límites de decibeles establecidos en las normas, lo que afecta la tranquilidad y el descanso característicos de Tulum.

En consecuencia, se solicita a las autoridades competentes que tomen las siguientes medidas:

Implementar sanciones severas, ejemplares y efectivas contra los establecimientos que violen reiteradamente las normativas de funcionamiento, incluyendo la posibilidad de clausura permanente para aquellos que muestren prácticas perjudiciales para la comunidad y el entorno de Tulum.

Establecer mecanismos legales claros y eficaces que impidan la reapertura de aquellos establecimientos que hayan sido clausurados parcial o totalmente por causar daños a la comunidad y al entorno natural y cultural de Tulum.

Reforzar la supervisión y control sobre el cumplimiento de los límites de decibeles, tanto en el horario diurno como nocturno, aplicando las sanciones correspondientes por incumplimiento reiterado de dichas disposiciones.

Garantizar la seguridad pública mediante la implementación de mecanismos de vigilancia y supervisión en todo momento, especialmente durante los horarios extendidos más allá del nocturno. El Consejo Hotelero subraya la importancia de la coordinación entre los diferentes órganos administrativos y el compromiso de todos los sectores, tanto público como privado, para prevenir actos delictivos y garantizar la seguridad pública en Tulum. Se espera una pronta atención a esta situación urgente, y se reitera la disposición del Consejo Hotelero para colaborar en todas las acciones necesarias para alcanzar los objetivos expresados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno + 17 =