Fallece Don Abundio Yama Chiquil, juez tradicional maya de Quintana Roo

El lunes 1 de abril, a la edad de 104 años, falleció Don Abundio Yama Chiquil, distinguido comandante de la Compañía del Santuario de Tixcacal Guardia, en Felipe Carrillo Puerto, Quintana Roo. Este ícono de la cultura maya dejó un legado invaluable tras décadas de servicio y dedicación a su comunidad.

Nombrado Juez Tradicional Maya del Poder Judicial de Quintana Roo el 17 de febrero de 1998, Don Abundio era una figura venerada en el Centro Ceremonial Tixcacal Guardia, donde su sabiduría y liderazgo fueron pilares fundamentales. Su vida estuvo marcada por su participación en los acontecimientos históricos de la región, siendo uno de los últimos testigos de los enfrentamientos entre el Ejército Mexicano y los rebeldes mayas en la antigua Noj Kaaj Santa Cruz, actualmente conocida como Felipe Carrillo Puerto.

A lo largo de su vida, Don Abundio preservó y transmitió las tradiciones mayas, siendo uno de los principales guardianes de la Cruz Parlante, símbolo crucial durante la Guerra de Castas que guió a los indígenas mayas en su lucha por la libertad. A pesar de solo hablar maya, su influencia trascendió las barreras lingüísticas, impactando a generaciones enteras.

Con más de 100 descendientes, Don Abundio Yama Chiquil era el legado vivo de una historia ancestral. Descendiente de chinos que llegaron a la Península de Yucatán tras la expulsión decretada por el ex presidente Porfirio Díaz, su linaje era un testimonio vivo de la diversidad cultural de la región.

En 2018, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) reconoció su invaluable contribución al nombrarlo “Tesoro Humano Vivo: Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Región Maya”. Su reconocimiento trascendió fronteras, siendo inmortalizado en la portada del libro “Últimos testigos. The Last Rebellion of the Maya in Yucatán”, editado en Munich, Alemania, en 2019.

La labor de Don Abundio como Juez Tradicional Maya fue esencial para la conservación de las prácticas jurídicas y culturales de las comunidades indígenas en la península de Yucatán. A través de su sabiduría y discernimiento, contribuyó a la legitimación y el fortalecimiento de los sistemas de justicia indígena, promoviendo así el respeto por la diversidad cultural y la construcción de una sociedad más justa e inclusiva.

Don Abundio Yama Chiquil será recordado no solo como un guardián de la ley y la tradición, sino también como un embajador de la paz y el entendimiento cultural. Su legado perdurará en las generaciones venideras como un faro de sabiduría y respeto por la rica herencia cultural maya.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciocho − 12 =