La cafetería del Congreso que incomoda intereses ocultos

Por Callejo TV

+ Con fines económicos, bloquean comerciantes y empresarios de Chetumal, proyecto del Congreso

En Chetumal, un grupo autodenominado defensor del patrimonio cultural está en realidad promoviendo intereses económicos propios al oponerse a un proyecto del Congreso del Estado. Aunque afirman proteger la historia de la ciudad, su verdadero objetivo parece ser la promoción de bienes raíces.

Y es que gracias a esa andanada, el tema ya es un `culebrón´, o una verdadera crónica sustentada en equívocos, desinformación, que apunta a un negocio inmobiliario.

Vemos: Los `interesados´, presionan para que una inversión que, de forma mal intencionada se ha tergiversado. La actual administración del Congreso está invirtiendo $14 millones de pesos para dar mantenimiento a las instalaciones, hacer la impermeabilización que durante años no se hizo, al igual que otro tipo de mantenimiento.

Para la cafetería y trabajos complementarios, como el mantenimiento y reinstalación del monumento a Andrés Quintana Roo y el asta bandera solo están requiriendo cinco millones de ahorros recuperados que no ejerció la administración de la Jugocopo anterior).

Quienes se oponen a esta obra, pretenden que los recursos se desvíe para inmuebles privados de esos quejosos, que aspiran a hacerse de esos recursos en proyectos, igualmente privados, pero disfrazados de `interés histórico´.

Hay motivaciones ocultas

Este grupo ha permanecido en silencio en ocasiones pasadas cuando la conservación del patrimonio histórico realmente estaba en riesgo.

Intereses Inmobiliarios

Actualmente, se oponen a la construcción de una cafetería en el Congreso utilizando argumentos históricos dudosos. Sin embargo, su verdadera intención parece ser presionar al Congreso para adquirir propiedades aledañas abandonadas, beneficiando económicamente a los dueños actuales, algunos de los cuales están ligados al grupo.

Antecedentes Cuestionables

Los líderes de esta campaña, entre ellos el regidor priista Francisco Ortega, tienen un historial de prácticas turbias, incluyendo tráfico de placas de taxi en la época de Mario Villanueva. Anteriormente guardaron silencio ante casos de corrupción significativos, como la desaparición de más de 100 millones de pesos en la XV Legislatura.

Beneficios de la Cafetería

La cafetería propuesta beneficiaría a los 600 trabajadores del poder legislativo y al público general, sin afectar el patrimonio histórico del Congreso. La oposición de este grupo parece ser una cortina de humo para encubrir sus verdaderas intenciones de obtener beneficios personales bajo la apariencia de una causa noble.

Conclusión

La ciudadanía debe estar alerta y no dejarse engañar por quienes buscan enriquecerse a costa del bien común, disfrazando sus intereses personales como una lucha por la historia y la cultura de Chetumal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

catorce − trece =