Pedro Joaquín hace nuevo llamado al gobierno federal para atender aglomeraciones en muelles

•             El Presidente Municipal de Cozumel, Pedro Joaquín Delbouis, participa en reunión de trabajo con representantes de las navieras, autoridades estatales, federales y del ayuntamiento de Solidaridad

•             Hace un nuevo llamado a las autoridades competentes del Gobierno Federal para atender el tema y que se le dé a Cozumel la importancia que se merece

•             Los representantes de las navieras Winjet y Ultramar expusieron que tienen la voluntad de retornar a sus operaciones diarias, pero necesitan que una autoridad competente les gire la instrucción

Cozumel, Quintana Roo.— El Presidente Municipal, Pedro Joaquín Delbouis hizo un nuevo llamado urgente a las autoridades competentes del Gobierno Federal para atender el problema de las aglomeraciones en los muelles Navega de Playa del Carmen y San Miguel, en Cozumel, dado que las navieras Ultramar y Winjet reiteraron que no pueden operar simultáneamente en la ruta sin una orden del gobierno federal, debido a que pueden incurrir en violaciones a la ley y ser sancionados por la Comisión Federal de Competencia Económica (COFECE).

El Presidente Municipal, Pedro Joaquín Delbouis, participó el día de ayer en una reunión de trabajo con autoridades federales, estatales, del ayuntamiento de Solidaridad y representantes de las navieras, en busca de un acuerdo para poner solución al problema de los amontonamientos de personas en los muelles que convierten esos puntos en grandes focos de contagio del Covid-19.

“Yo le pido a la autoridad marítima federal que le dé a Cozumel la importancia que se merece, de la misma manera como se lo puede dar a Isla Mujeres, los dos puertos de mayor volumen de pasajeros en todo México, y nuestra isla como destino de cruceros número uno en toda América. Tres cosas pide la gente de Cozumel, que no aumenten los precios, cruces con mayor frecuencia y que no se llenen los barcos al cien por ciento”, dijo el Presidente Municipal.

Pedro Joaquín Delbouis, también exhortó a las dos empresas a continuar disponiendo hasta tres embarcaciones en los horarios de mayor afluencia, toda vez que esta medida ha contribuido a reducir los tiempos de espera, y les solicitó que respeten el 80 por ciento de capacidad, así como todos los protocolos sanitarios, entre ellos, evitar la venta de alimentos y bebidas para que los viajeros porten en todo momento el cubrebocas.

En la reunión, los representantes de las navieras Winjet y Ultramar expusieron que tienen la voluntad de retornar a sus operaciones diarias, pero para ello, necesitan que una autoridad competente les gire la instrucción, tomando en cuenta que el muelle Navega en Playa del Carmen no tiene la capacidad operativa para albergar dos embarcaciones de manera simultánea ante los nuevo protocolos sanitarios de máxima capacidad permitida y regulados por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS).

Antes de la pandemia, las dos navieras trabajaban con horarios alternados o diferidos por la falta de capacidad del muelle Navega; sin embargo, la Comisión Federal de Competencia Económica (COFECE) determinó que de esa forma no había competencia y que, en el caso de trabajar ambas diariamente, lo tienen que hacer de manera simultánea como lo ordena esta institución federal.

Aseguraron que, no hay una institución competente definida para otorgar esa autorización por parte del gobierno federal, dado que la Secretaría de Marina no regula tarifas ni horarios; y sin esa orden, la COFECE puede sancionar a las dos navieras por realizar prácticas ilegales, toda vez que entre ambas no pueden establecer por sí mismas tarifas y horarios.

Ante esa situación, continúan alternándose por día para no afectar en el servicio a los usuarios, y poniendo a disposición un mayor número de embarcaciones para evitar las aglomeraciones en los muelles.

Finalmente se acordó que esta situación será analizada por la Unidad de Capitanías de Puertos y Asuntos Marítimos de la Secretaría de Marina (UNICAPAM), y próximamente se realizaría una nueva reunión sobre el tema.

En la reunión también estuvieron presentes, el Contralmirante Rafael Vaca, Director General Adjunto de Capitanías de Puertos; Ana Laura López Bautista, Coordinadora General de Puertos y Marina Mercante; Enrique Ponce de León Castro, Comandante del Sector Naval de Cozumel; Alicia Ricalde Magaña, Directora General de Apiqroo; Javier Toledo Alvarado, Coordinación Federal Contra Riesgos Sanitarios en la Zona Centro de Quintana Roo, y Daniel Maass Michel, Capitán de Puerto de Playa del Carmen.

De igual forma estuvieron presentes Jesús Zetina Tejero, Representante del Gobernador en la isla, Santos Reyes Ixtepan Seba, Encargado de la Capitanía de Puerto de Cozumel; José Luis Gutiérrez Pelayo, Gerente de la Terminal Navega; Guillermo Rentería Zúñiga, Gerente de Operaciones de Apiqroo; Pamela Gutiérrez Acosta; Directora de Ultramar Carga; Arturo Baez Vega, Director General de Ultramar Ferry; Alejandro Gutiérrez Sánchez, Director General de Winjet y Transcaribe; Marco Antonio Loeza Pacheco, Director de ZOFEMAT de Solidaridad en representación de la alcaldesa Laura Beristaín Navarrete, y Leticia Hernández Barajas, directora operativa de la Secretaría de Protección Civil de Solidaridad, entre otros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve − 13 =