Se aprueba por unanimidad la reforma impulsada por Anahí González, para castigar los ataques con ácido

La Diputada Federal Anahí González Hernández, integrante de la Comisión de Igualdad de Género, propuso una iniciativa con proyecto de decreto que reforma el Código Penal Federal,a efecto de aumentar la pena contra quienes cometen este tipo inaceptable y cobarde de delito con peligrosas substancias corrosivas que causan destrucción visible o alteraciones irreversibles en el tejido vivo por reacción química en el sitio de contacto, se trata de un delito que desgarra el alma de lasvíctimas, que les hacen perder la operatividad de algún órgano como el de la vista o la capacidad de sus músculos faciales o tendones, exponiéndolas a la discriminación social y laboral por el resto de sus vidas; víctimas que después de la agresión, sufren costosas, interminables y dolorosas operaciones, sin dejar de lado el daño mental y que, de un momento a otro sienten como les amputan el espíritu, cambiando su vida y la de sus familiares.

Desde la más alta tribuna de éste país la Diputada Anahí les dice a todas ellas, que les ha escuchado y va a luchar desde el espíritu legislativo para acabar con las lagunas jurídicas, tras las que se ocultan los victimarios y sus cómplices en el código penal federal, para que, el Estado vaya contra el odio de género y castigue ejemplarmente, a quienes minimizan la gravedad del daño que infieren a sus víctimas, al atacarlas con las substancias referidas.

El espíritu de la legisladora al reformar el Código Penal Federal, es que quede impreso como un delito grave que sirva de elemento jurídico para que los juzgadores tengan en

sus manos la capacidad fundada de imponer penas más severas,aprobando de siete a quince años de prisión y de trescientos a setecientos días de multa, destacando que, cuando la víctima sea una mujer, persona con discapacidad o menor de edad, la pena se aumentará hasta en una mitad, en su mínimo y en su máximo.

El dictamen fue avalado por todas las fuerzas políticas de la Cámara baja, quedó aprobado con la previsión de que, si la lesión o lesiones afectan órganos o funciones vitales, ponen en peligro la vida y/o conllevan hasta la muerte, el delito será encauzado adicionalmente, como tentativa de feminicidio u homicidio según corresponda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

14 − 5 =