(VIDEO) URGE COMBATIR EL FLAGELO QUE DAÑA EL FUTURO A MILES DE NUESTRAS MUJERES, DE NUESTRAS NIÑAS Y NIÑOS

*Posicionamiento de la diputada Laura Fernández del GPPVEM con motivo del Día Internacional de la Lucha Contra la Trata yla Explotación Sexual de Mujeres, Niñas, Niños y Adolescentes.

Con su venia diputado presidente,
Compañeras diputadas y diputados,

Este día destinado a nivel internacional para recordar la gran tarea que tenemos todas y todos de combatir la explotación y tráfico de mujeres, niñas, niños y adolescentes, es la ocasión idónea para incluir este tema en nuestra agenda.
Estarán de acuerdo conmigo en que la prostitución es la forma más cruel de explotación de mujeres, niñas, niños y adolescentes que pueda haber.
Se han hecho esfuerzos importantes para combatir este flagelo, pero no han sido suficientes. Necesitamos hacer más.
Debemos quitarnos la venda de los ojos y visibilizar una atrocidad que le está cancelando el futuro a miles de nuestras mujeres, de nuestras niñas y niños.
Es importante señalar que hemos tenido avances, como la reciente reforma al Código Penal Federal para que este tipo de delitos no prescriban, pero estos progresos se vuelven letra muerta si no se acompañan de acciones contundentes en las que participen todos los actores sociales.
Desafortunadamente, en México el turismo sexual infantil se vuelve cada vez más rentable para los grupos delincuenciales que se dedican a explotar a nuestras mujeres, niñas, niños y adolescentes.
El fenómeno es tan grande que para algunos países representa entre el 2 y el 14% de su PIB, de acuerdo con un estudio de la organización internacional del trabajo.
En México, diversas instituciones consideran que por lo menos 20,000 menores de edad son explotados sexualmente cada año.
En los destinos turístico de nuestro país este flagelo existe y no podemos tapar el sol con un dedo, este cáncer parece estar enraizado y seguirá fortaleciéndose si no impulsamos políticas públicas que desincentiven la comisión de este delito, endureciendo las normas actuales y extenderlas hasta el ámbito económico para inhabilitar las finanzas de estas organizaciones delictivas.
Los mexicanos no hemos sido lo suficientemente firmes para desarticular la comisión de este delito durante los últimos 15 años.
Incluso, las primeras sanciones se establecieron en 2007, once años después del primer Congreso Mundial Contra la Explotación Sexual Comercial de Niños.
Algunos países como Suecia tomaron como base ese Congreso para desarrollar un código de conducta, en coordinación con la Organización Mundial De Turismo y varios operadores turísticos.
Asimismo, junto con la Unicef España, los hoteleros de República Dominicana han hecho que sea casi imposible que un adulto entre con un menor sin parentesco a un hotel, sin que salten las alarmas.

Durante los últimos años algunos países han tomado acciones para combatir este delito, por lo que resulta fundamental que esta legislatura que comienza esté a la altura del reto que tenemos y trabajar para poner a México en el mismo nivel.
Por ello exhorto a los tres órdenes de gobierno, a la sociedad organizada y a los sectores productivos para que desde nuestras respectivas facultades modernicemos el marco normativo vigente para homologarlo con prácticas internacionales, endurecer las penas existentes, instaurar políticas públicas de prevención y atención a las víctimas y diseñar protocolos donde los hoteles y otras empresas turísticas participen de manera activa para erradicar este delito.
De tal suerte que respondamos a las necesidades de nuestra sociedad, protejamos a nuestras mujeres, niñas, niños y adolescentes y erradiquemos este delito.
Para este ejercicio estoy segura que nuestras amigas y amigos turisteros participarían con mucho gusto en pro de estas acciones, porque ya hay cadenas hoteleras con presencia en nuestro país que ya lo están haciendo en otras naciones.
Tomemos conciencia, visibilicemos este flagelo y asumamos el compromiso de ponerlo en nuestra agenda legislativa, para poner un alto definitivo a la comisión de esta clase de delitos en nuestro país.

No hagamos oídos sordos, hagamos algo ya ¡¡¡

Es cuanto, señor presidente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos + 20 =