¿Qué hay y qué es Punta Pájaros?, la isla privada de un ex banquero aquí en Quintana Roo

Por Callejo TV

• El paraíso privado del Roberto Hernández en Sian Ka´an, que mencionó en la `mañanera´ el presidente, y a donde vacacionaban Vicente Fox y Ernesto Zedillo

Cancún, Quintana Roo . – El presidente Andrés Manuel López Obrador, se refirió a la `isla privada´ a donde solían hospedarse los ex presidentes Vicente Fox y Ernesto Zedillo, cuando decidían vacaccionar en la Reserva de la biósfera de Sian Ka´an, en el centro del estado.
Y es que, efectivamente, una isla que mide unas 25 millas, ubicada entre la bahía de la Ascensión y la bahía del Espíritu Santo, en el centro del estado de Quintana Roo, es el escenario natural en donde se ha edificado un lujoso resort, que consiste en dos hoteles de alta gama, y otras instalaciones a donde se ofrece hospedaje de lujo y actividades cinegéticas, y a donde incluso es posible llegar a través de vuelos privados, pues cuenta con su propia aeropista.
El tema salió a relucir la mañana de este lunes, durante la conferencia matutina del presidente López Obrador, cuando un periodista de Felipe Carrillo Puerto expuso presuntas irregularidades en la administración de la reserva natural protegida de Sian Ka´an, y en la asociación privada “Amigos de Sian Ka´an”.
El presidente mencionó a la isla de Punta Pájaros, que es una propiedad privada del empresario Roberto Hernández, quien fue dueño de Banamex.
En algunas páginas especializadas en turismo, se describe así:
“Playas de arena blanca, arrecifes de coral, palmeras, mar transparente, cristalino hacen de esta zona un verdadero paraíso en un lugar retirado, lejos de la civilización donde podrá disfrutar de la mejor pesca de mosca del mundo.
“En punta Pájaros se localizan dos hoteles pequeños que son casa blanca en el extremo sur de la bahía de la ascensión y playa blanca, en el extremo norte de la bahía del espíritu santo.
“Se puede llegar vía aérea desde Cancún en vuelos privados en aviones cessna para 5 pasajeros y otros más grandes para 13 pasajeros.
“Se ofrecen paquetes de hospedaje con tour de pesca incluidos.
“En punta pájaros se logra una co existencia perfecta entre la naturaleza, la fauna y los turistas quienes disfrutaran de un espacio de tranquilidad rodeados de este paraíso perfecto.
“Hoteles en Punta Pájaros:
“Casa Blanca Lodge” y “Playa Blanca Lodge”.

ASÍ SE HIZO DE LA ISLA ROBERTO HERNÁNDEZ

De acuerdo con el periodista David Casco, quien publicó un reportaje sobre el tema en el periódico digital “Ángel Metropolitano”, así se hizo de esta propiedad Roberto Hernández, es una historia de presión contra sus dueños originales, y con la presunta complicidad de algunas autoridades de la época:

EL DUEÑO, PRESIONADO PARA VENDER

Entre los lugareños, es vox populi la historia de la Isla Pájaros. El dueño original, hace más de tres generaciones, era una persona llamada Claudio Canto, quien la heredó a uno de sus nietos, Juan Canto.

Sin embargo, Juan, al sentirse presionado por la Federación –le argumentaron que no podía ser propietario de una isla, pues es un bien de la nación–, tuvo que acceder a venderla… a Roberto Hernández Ramírez.

La presión sobre Juan Canto empezó cuando Pedro Joaquín Coldwell, entonces gobernador de Quintana Roo –del 5 de abril de 1981 al 4 de abril de 1987– visitó la zona de islas en Punta Allen, y aseguró que la zona sería expropiada por el gobierno federal para formar una reserva territorial.

Años atrás, los estragos del huracán Janet prácticamente partieron en dos a la Isla Pájaros, cuya parte más continental fue comprada por el banquero Roberto Hernández, quien tenía tiempo insistiendo en adquirirla para convertirla en su paraíso privado.

Los lugareños afirman que la familia Canto tenía los documentos que avalaban la propiedad, asentada como Punta Pájaros, registrados en la Reforma Agraria en Chetumal.

Tras el amago del gobernador Pedro Joaquín Coldwell, narran, el dueño de la isla fue convencido para “poner en orden” los papeles, y fue enviado a la Secretaría de la Reforma Agraria para obtener el título de propiedad.

Así lo hizo Juan Canto. Y por temor a quedarse sin su propiedad, vía una expropiación, accedió a vendérsela a Roberto Hernández. Quien lo “convenció”, fue Alejandro Patrón Laviada, conocido como La Vaca, socio del banquero en negocios turísticos y yerno del entonces gobernador de Yucatán, Víctor El Balo Cervera Pacheco.

El decreto presidencial que convierte en propiedad federal a las islas en 200 millas náuticas, es letra muerta… (Nota de David Casco).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte − 10 =